Inicio Ligas Europeas La bala norteamericana

La bala norteamericana

277
0
Compartir

Tras la salida de Nelson Semedo al Wolverhampton, el Barcelona puso sus ojos en Sergiño Dest, lateral derecho del Ajax que era pretendido por el club catalán y por el Bayern Munich. Finalmente, el joven jugador de 19 años se decidió por ir a España y el Barca ya realizó su presentación oficial, incluso ya tuvo un par de entrenamientos bajo la batuta de Ronald Koeman, pero ¿Cómo juega este joven para que fuera tan codiciado por dos gigantes europeos? Acá lo analizamos.

Primero hay que hablar sobre su posición natural, Dest es lateral derecho y su pie hábil es el derecho, sin embargo, puede actuar por la banda izquierda e incluso como extremo, ya que no tiene complicaciones para manejar la pierna izquierda. Es un jugador ligero, veloz y ágil que se manda mucho al ataque, su aceleración le permite ir hasta la línea de fondo y decidir que hacer, generalmente tira un centro llegando al limite de la cancha o va hacia adentro a buscar a los volantes o delanteros para que lleguen a rematar la jugada.

Con el balón en los pies Sergiño Dest es muy bueno, a pesar de su velocidad, el dominio de balón que tiene es de gran calidad, además de que tiene la capacidad de eludir rivales con filigranas o regates con ambas piernas. En los enfrentamientos uno contra uno suele ganar muy fácil gracias a los diferentes recursos que utiliza. También, es un jugador con una excelente técnica, pues los centros que lanza desde la banda derecha son muy precisos y cuando llega de la banda izquierda o del centro del campo, los remates hacia el arco contrario suelen ser de mucho peligro, si es que no terminan en gol.

Físicamente es un jugador bien preparado, los recorridos de Dest por la banda son muy largos debido a que con el balón en los pies siempre trata de llegar a línea de fondo para penetrar y hacer daño a la defensa rival.

En los retrocesos casi siempre está bien parado y presionando constantemente al adversario para forzar su error, es un jugador muy intenso en presión alta y suele recuperar balones en mitad de cancha, ya que no deja girar al delantero contario y lo corta, también, es fuerte en los duelos uno contra uno defensivos, pues encierra al rival en el último cuarto de cancha y es complicado que lo pasen.

Los posibles puntos débiles de Sergiño son el juego aéreo y la   corpulencia física. Los balones altos le cuestan un poco, su 1.75 metros de altura pueden ser una contra cuando se enfrenta con futbolistas de mayor estatura y envergadura física que le pueden ganar en potencia, aspecto que también debe mejorar porque es propenso a perder esos duelos y termina en el suelo ante un choque o una disputa de balón.

Lo cierto es que Barcelona gana profundidad y velocidad por la banda derecha con Dest, el joven está mucho más acostumbrado que Sergi Roberto para jugar a la ofensiva y de seguro será un gran aporte no solo en defensa, sino como un socio para Lionel Messi como con Jordi Alba o en sus tiempos, Dani Alves. Habrá que esperar como se adapta al ritmo de la Liga y al estilo que hasta ahora ha mostrado el Barcelona de Koeman.