Inicio Colombianos en el exterior Fútbol Femenino: Autosostenible pero con otros dirigentes.

Fútbol Femenino: Autosostenible pero con otros dirigentes.

Lo primero es romper los mitos, que más que mitos son estereotipos adquiridos en un país altamente machista, donde algunos hombres creen que ciertos deportes son exclusivos de 'varones' o 'machos'.

154
0
Compartir
Ilustración: Female football by Luis Preciado- México 2019.

Son varias las voces desde el nuevo gobierno y muchos ciudadanos de a pie que piden una Liga digna y un apoyo verdadero al fútbol femenino.

Lo primero es romper los mitos, que más que mitos son estereotipos adquiridos en un país altamente machista, donde algunos hombres creen que ciertos deportes son exclusivos de ‘varones’ o ‘machos’.

El primer mito a romper es ese de que al fútbol femenino nadie lo ve, pues nada más que falso, basta con mirar los estadios llenos en las finales disputadas de la liga femenina y los partidos de la Copa América, solo por hablar del tema local. En el plano internacional, Barcelona, Lyon, Chelsea y otros tantos grandes nos acostumbraron a llenar los estadios en los partidos femeninos y ni qué decir del último mundial en Francia, donde la media de asistencia para las fases finales ascendió a 21.756 personas.

Pero enfocándonos en Colombia, una de las excusas o ‘argumento’ que utilizan es que nadie va a los estadios en la liga femenina y que los equipos ‘viven’ de la taquilla y venta de boletería; sin embargo la programación que establece Dimayor, los horarios poco atractivos muchos en días y horas laborales, hacen imposible que la familia pueda ir. Además la baja asistencia no es exclusiva del futbol femenino, la poca afluencia de público es del fútbol colombiano en general ¿no han siquiera visto los partidos de la segunda división? Orsomarso y Bogotá FC no lleva 35 mil espectadores o al Independencia de Tunja no tienen que enviarle los refuerzo del ESMAD para controlar la cantidad de público que se abarrota afuera del estadio en un partido ante Atlético FC. Es más ya está cerca de cumplir 7 años de un antirécord, después del boom del mundial Brasil 2014 y la mejor participación de la Selección en mundiales, pagaron la entrada al estadio DOS PERSONAS!!! Sí, lo está leyendo bien, solo DOS personas!!! 40.000 mil pesos fue la taquilla recogida por Huila el 15 de Agosto de 2015 en un partido ante Alianza Petrolera,

«Eso es cierto. Las dos personas pagaron 40.000 pesos , esa fue la recaudación». carlos barreto- gerente general del Huila, en una entrevista con el portal deportivo Fútbol Red.

Abrir un estadio como le ocurrió a Huila ese día le costó 26 millones de pesos según lo informado por el presidente en la misma entrevista y tampoco es que el fútbol masculino de la primera división sea el más competitivo y con calidad pues Alianza Petrolera sin ir más lejos, el año pasado (2021) no logró ni siquiera un triunfo!!! Sumó 6pts producto de 6 empates es el peor rendimiento en la historia del FPC pero no es solo Alianza, son cuatro equipos que no han ganado ni un miserable partido en todo el torneo (Patriotas 2013- Pereira 2010 y Unión Magdalena 2005) y si vamos a ver la media de tiempo efectivo de juego pues… supera por pocos los 50 minutos reales, así que usted paga por un partido de 90min pero resulta viendo un tiempo y poco más debido al show (lamentable) de la pérdida deliberada de tiempo, las ‘mañas’ del jugador que algunos llaman ‘cancha’, algunos ‘profesionales’ salen gritando en camilla y casi que llorando directo a la ambulancia para ser llevado de urgencias pero gracias a los milagros inesperados dignos de santificar por el papa que ocurren en las canchas, un spray bendito los revive y los levanta al instante de haber salido del terreno de juego para pedir el reingreso y seguir con el mismo ritual.

Otro argumento de muchos hombres y mujeres conservadoras es que a ninguna empresa le interesa el futbol femenino o que nadie apoyaría algo en lo que según ellos ‘irían a pérdidas’. Claramente ninguna empresa en Colombia estaría interesada en invertir en un negocio donde algunos presidente de clubes de fútbol y quienes ‘mandan’ dicen que el fútbol femenino es «caldo de cultivo de lesbianismo» y algunos declaran que se sienten obligados a crear los equipos, es pura lógica que lo que menos les interesa a ellos es el producto por eso no han hasta devuelto el dinero enviado por el Ministerio del Deporte por que no quieren que les invadan su cofradía. La solución, fácil, la dimayor es es una Asociación de derecho privado, sin ánimo de lucro y de carácter civil, así que pueden cambiar y modificar estatutos para crear una nueva figura que sea la Dimayor pero sólo encargada de la parte femenina, sería la misma figura que funciona en el fútbol aficionado/amateur o semiprofesional que es dirigido por Difutbol y donde Álvaro González Alzate lleva 58 años en el poder.

¿Por qué una Dimayor femenina?

Por que esto daría un gran paso para desligar al fútbol femenino del pensamiento que la mayoría de personas tienen sobre el fútbol masculino y su burbuja que es manejada por intereses personales de los dirigentes que reciben el dinero de la televisión y en lugar de reinvertirlo en el deporte como lo exigen las ligas decentes, se convierte en la caja menor de los presidentes y en el motivo de estrenar la nueva camioneta o de cubrir los gastos de vacaciones de verano de los hijos y familiares, mientras a los jugadores les hacen contratos por un salario mínimo, algunas veces no les pagan cumplido y a muchos los han dejado sin prestaciones sociales. No crean que el futbolista profesional en Colombia gana cientos de miles de millones, eso es exclusivo de 10-15 futbolistas. De 500 profesionales aproximadamente inscritos en la Liga Betplay, como en toda profesión la mayoría gana el mínimo o poco más de ello. Serán 5 equipos que pagan salarios un poco más elevados pero no crean esa mentira que un juvenil de Envigado gana 8 millones de pesos al mes o que el nuevo jugador de Patriotas ganará más que un congresista.

Teniendo un ente rector y solo encargado del fútbol femenino se podrían tomar caminos como los de España con Iberdrola, Francia con Arkema o Barclays en Inglaterra.

-«Nadie invierte en algo que dé pérdidas»- esa frase la leí hace poco en twitter y otro mito que se puede desmontar solo con ver las marcas patrocinadoras en algunos países pero de nuevo para aterrizar todo a Colombia, hay una marca que literal CONSTRUYE país e impulsa a la mujer, HOMECENTER-SODIMAC por medio de su campaña ‘La Cancha Libre de Estereotipos‘ busca llegar a las niñas que sueñan con ser futbolistas y que han recibido rechazo, burlas e insultos por practicar un deporte que para algunos es de ‘machos’ y no han entendido que el deporte es de todos y debe ser para todos por igual.

El éxito de una marca para la mujer- Solo basta con ver los centro comercial donde la mayoría de almacenes son enfocados o su público objetivo son las mujeres y ninguno de ellos cierra o se van a la quiebra, todo lo contrario, muchas marcas abren más locales en diferentes sectores, así que un patrocinador  que vea el potencial que tiene en el consumo de fútbol por parte de las mujeres le apostaría por un proyecto serio pero… donde su marca no esté expuesta a comentarios machistas de los dirigentes si no por el contrario, sea una alianza para empoderar aún más a la mujer y acompañarla en los tabues que le falta derribar en una sociedad altamente machista y conservadora.

¿Por qué vale la pena invertir en el fútbol femenino? 

Las marcas patrocinadoras del fútbol femenino deben entender que el público objetivo es diferente e igual o más amplio que el abarcado en el fútbol masculino, ya que se busca llegar a las familias, que son quienes ven el fútbol femenino. El fútbol Femenino es un producto distinto y se debe generar ese aspecto diferenciador e innovador y eso es lo que se le debe mostrar a las marcas que es un deporte diferente, un deporte donde puede volver la familia a los estadios.

El Banco de Desarrollo de América Latina realizó un estudio llamado ‘Determinantes Socioeconómicos de la Educación Financiera’ el papel de la mujer es crucial para la economía, ya que son ellas quienes toman la decisión en cerca del 70% de las compras, producen el 66% del trabajo y el 50% de los alimentos en el mundo, según datos del Banco Mundial. Las cifras pueden ir más allá si hablamos de logros, lo más importante para una marca es la visibilidad cuando llegan los triunfos y basta con revisar las cifras en JJOO y participaciones en Mundiales de nuestra Selección Colombia Femenina y las mujeres deportistas en el país. De 33 medallas olímpicas en la historia, 16 han sido ganadas por mujeres y son las responsables de cuatro (4) de los cinco (5) oros olímpicos que tiene Colombia. 

Respecto de los logros del fútbol femenino se debe tener en cuenta que la Liga Colombiana nació tan solo en 2017 pero antes la Selección Colombiana Femenina consiguió clasificar al mundial de 2011 y 2015 sin profesionalizar a sus deportistas, tardó 20 años en ir a un mundial, 12 años menos que lo que tardó su similar masculino que tardó 32 años en ir al primer mundial de la categoría (Chile 1962), también logró la clasificación a los JJOO de 2012 y 2016 haciendo la aclaración que el fútbol femenino hizo parte de los Juegos Olímpicos hasta Atlanta 1996, demorandose 16 años (4 JJOO) en lograr una participación mientras la selección masculina tardó 68 años de 1900 que fue el debut del deporte rey en los Olímpicos hasta México 1968 su debut. Esto denota el rápido avance del fútbol femenino sin contar que ya logró una Copa Libertadores (Huila) y una medalla de oro en juegos panamericanos y recientemente logró clasificar al Mundial Sub17 (India), Mundial Sub20 (Costa Rica) y al Mundial de Mayores (Australia-Nueva Zelanda)

 

 

TV pública como alianza para llegar a más personas. 

Según DAZN, una de las cadenas más importante a nivel mundial, enfocada en deportes en alianza con The Female Quotient, título su estudio: La Brecha De Cobertura: Un Paso Para Acabar Con La Disparidad De Visibilidad Y Audiencia En El Deporte Femenino en uno de sus apartes indica que que el 64% de los consumidores en todo el mundo no ven deportes femeninos por tres razones: 1. No saben lo suficiente sobre las deportistas y los equipos; 2. No tienen tantas oportunidades de verlos y 3. No saben donde pueden ver los partidos o eventos que están disponibles.

Es por eso que la TV pública como en España y en Argentina son un factor importantísimo para atraer más público y con ello marcas con transmisiones que valgan la pena y respeten el profesionalismo de las deportistas no como ocurre hoy en día que muchos partidos son gratuitos en YouTube pero esas ‘transmisiones’ que resultan ser solo video del partido sin comentario ni infraestructura para escuchar por lo menos el sonido ambiente, además de la dificultad para ver los partidos ya que solo se puede ver si se tiene el link previamente por que son ocultos al público por parte de Dimayor dificultan y desmotivan a quien se quiera acercar al fútbol femenino es por qué ello que es necesaria la apuesta del fútbol femenino por TV abierta como ocurre hoy con la Copa América Femenina, que logró que muchas personas hablen de los partidos y se interesen más por ellas. Los derechos de TV pueden ser negociados con la marca que tiene atados junto al femenino los derechos televisivos (WinSports) del fútbol en Colombia y no es algo que no se haya hecho, RCN cuando transmitía por cadena abierta los partidos del fútbol colombiano lo hacia por que negociaba con Directv dueña de los derechos en su momento. Ahora bien, este gasto que puede hacer la nación puede ser retribuido en las pautas publicitarias, entre mas TV se enciendan, más marcas querrán mostrarse, son métodos como se dijo anteriormente que ya han aplicado España y en Argentina y los casos de éxito se deben replicar para lograr una Liga autosostenible y desligada del fútbol masculino.

La Corte Constitucional y su apoyo desde la justicia a la niñas y mujeres futbolistas 

La Corte Constitucional es de la institución de la Rama Judicial, es la encargada guardar la integridad y supremacía de la Constitución Política, entre otras de sus varias funciones está la de revisar, en la forma que determine la ley, las decisiones judiciales relacionadas con la acción de tutela de los derechos constitucionales. Esta función es importante en el tema que nos abarca, ya que la Corte ha protegido a las niñas y mujeres que practican fútbol por medio de dos sentencias judiciales, la T-366 de 2019 y la sentencia T-212 de 2021. 

En la primera sentencia, la Corte protegió los derechos de una niña futbolista: María Paz, quien fue objeto de discriminación en un torneo deportivo (Pony Fútbol). Maria Paz era la arquera-guardameta del club Dinhos, dicho club y Maria Paz fueron sancionados y expulsado del torneo por la alineación de la futbolista. La Corte concluyó que los organizadores revelaron una postura sexita y discriminatoria, reproduciendo estereotipos culturales contrario al derecho a la igualdad entre hombres y mujeres. La decisión de la Corte fue ordenar al Pony fútbol a realizar una disculpa pública a la jugadora y a todo su equipo por la exclusión arbitraria del torneo y así mismo ordenó a la Difutbol que se realice una actividad encaminada a reivindicar plenamente la equidad y la dignidad de la niña, a reparar los impactos de las violaciones a sus garantías fundamentales y ante todo, a exaltar la utilidad pedagógica del trabajo en equipo entre niñas y niños y su importancia para la promoción de la igualdad de oportunidades y la equidad de género. 

La segunda sentencia versa sobre un presidente de un equipo de la primera división, específicamente de  Gabriel Camargo Salamanca, presidente del Deportes Tolima y una frase que afirmó en una rueda de prensa el 20 de diciembre de 2018, refiriéndose así al fútbol femenino: “Eso anda mal. Eso no da nada ni económicamente ni nada de esas cosas. Aparte de los problemas que dan las mujeres. Son más tomatragos que los hombres… Pregúntele a los del Huila como están de arrepentidos de haber sacado el título y haberle invertido tanta plata al equipo… Y fuera de eso, les recuerdo, es un caldo de cultivo del lesbianismo tremendo”. El accionante de esta tutela fue el Defensor del Pueblo, quien solicitó al juez de tutela amparar los derechos a la igualdad, a la no discriminación, a la dignidad, a la honra y buen nombre de las “jugadoras de fútbol colombianas, en particular de las del Atlético Huila”. La corte en dicha sentencia resaltó varias cosas importantes que aún sigue siendo un comportamiento cotidiano que tenemos que ir erradicando y aunque todo el mundo puede opinar, no todas las opiniones son respetables como la de Gabriel Camargo y otros tantos dirigentes y seguidores de los hombres en el fútbol. La primera es que el fútbol femenino se desarrolla en un contexto de discriminación multidimensional que lo afecta y lo relega y una parte que vale la pena rescatar poner en negrita fue esto mencionado por la corte en la sentencia: ‘Una vez ponderados los derechos a la libertad de expresión y el derecho al buen nombre, la honra y la no discriminación de las mujeres futbolistas la Corte encontró constitucional restringir el derecho a opinar del accionado porque con ello se pretende erradicar la normalización de estereotipos de género, discriminación y violencia de género que rodea el fútbol femenino, lo cual constituye un fin de alto valor constitucional. A juicio de la Sala recriminar el lenguaje estereotipado del entorno del fútbol femenino tiene como propósito anular los efectos discriminatorios del lenguaje fundados en prejuicios y expresados sin una mínima consideración por sus destinatarios.