Inicio Copa Colombia ¿Falta un líder en Millonarios?

¿Falta un líder en Millonarios?

344
0
Compartir

Son nueve fechas las que Alberto Gamero ha estado al frente del equipo embajador, sumando los dos partidos del Torneo ESPN, la noche Blanquiazul y la Copa Sudamericana, ha dirigido un total de 15 encuentros, ha ganado cuatro partidos, empatado cinco y ha caído en seis ocasiones.

En Liga Colombiana, Millonarios tiene un rendimiento que deja mucho que desear con un rendimiento de 25.9% sumando 7pts de 27 posibles, ha marcado 9 goles y ha recibido 15, con menos -6 en la diferencia de goles. Desde los números fríos al fin y al cabo, el proceso de DT samario ha sido regular pero se tienen que mirar muchísimos aspectos externos e internos en el equipo para entender mejor estos resultados. Sin Fariñez, arquero titular, sin Hansel Zapata, extremo titular, sin Ortiz, delantero titular, Gamero ha tenido que suplir un jugador titular por posición estructural y contando la inexperiencia de los centrales que debutaron en Liga, condena a Gamero en sus pedidos a la administración que como todo el fútbol colombiano, depende del dinero por la Dimayor que ha día de hoy no hay, no habrá. El hincha azul, tiende a confundir el nombre de la institución con su capacidad financiera, pero Azul y Blanco se ha encontrado con pérdidas de dinero año tras año y esto depende directamente del rendimiento deportivo del equipo. El fútbol hoy más que nunca depende de los premios e ingresos por televisión y siempre y cuando un equipo juegue copas internacionales y avance, así mismo será su ganancia en el torneo y su capacidad para invertir a futuro, es por ello que River, Flamengo, Boca, Gremio y la mayoría de equipos Argentinos o Brasileños a excepción de Ind. Del Valle, podrán acaparar a los ‘mejores’ futbolistas de los demas paises y traer de vuelta a figuras que aportan con su experiencia a los jóvenes por salir.

Otro factor notorio, aparte del administrativo, es el mental y este sí que ha pesado en la institución. Desde la salida de Jorge Luis Pinto, la diferencia con algunos jugadores (que ya no hacen parte del club) y los malentendidos e inexplicable declive del equipo a pocas fechas de ingresara los 8 y con tan pocos puntos por hacer, detona la poca capacidad de reacción mental del equipo, el pobre trabajo psicológico que repercute en que nunca pudo darle la vuelta al marcador, ha comenzado perdiendo en liga 5 veces de los 9 partidos jugados, la única victoria la consiguió, fue adelantándose en el marcador y de los 4 empates que logró, uno se lo dejó empatar, en otras dos ocasiones logró empatar pero nunca fue más allá. Algo pasa por el carácter y las formas de afrontar los partidos por muchos jugadores en la mayoría quienes deben aportar experiencia pero se les nota con la cabeza baja después de ir abajo en el marcador, la reacción es inmediata pero al ver el pasar de los minutos es el desespero, los errores no forzados, las malas entregas en pases cortos y las malas decisiones en momentos clave de jugadores llamados al gol o llamados a defender, vislumbra la falta de un lider en el campo.

Y por ultimo, El Campín. Algo que todos los equipos fueran de Richard Páez, Hernán Torres, Juan M. Lillo, Ricardo Lunari, Rubén Israel, Diego Cocca, Miguel Angel Russo y Jorge Luis Pinto, lograban los puntos de local, con o sin hinchada o por la altura de la capital o cualquier factor, se lograba sumar de local, con Gamero se han jugado 4 partidos, ganado uno (ante el colero) empatado uno y perdido 2, el último ante Once Caldas, borrando todo lo bueno y propuesto en Cali, no se les puede olvidar jugar a muchos de estos profesionales que han sido campeones, que han jugado en el extranjero y no pueden dejar solo a los juveniles que cuando juegan lo hacen con más pasión y amor (necesarios siempre) pero olvidando toda la técnica aprendida y no aplicando nada de la táctica descrita.