Inicio Selección Colombia Bogotá y su participación en la Copa América.

Bogotá y su participación en la Copa América.

548
0
Compartir

Los capitalinos están cerca de tener la Copa América en El Campín.

La Copa América 2020 está cerca de disputarse en el país cafetero, y la capital de la república ha sido ofrecida como una de sus sedes, y esto gracias a la importancia que el estadio Nemesio Camacho El Campín tiene para el fútbol nacional.

El primer partido disputado en Bogotá de una Copa América se dio en 1975, torneo el cual no tuvo una sede fija y cada uno de los seleccionados jugaban sus partidos de local en su respectivo país. En este primer partido, Colombia enfrentó a Paraguay y lo derrotó 1 a 0. Posteriormente se recibió a Ecuador, también en Bogotá, y Colombia ganó 2 a 0.

El tercer partido, correspondiente a la semifinal del torneo, se disputó frente a Uruguay, al cual Colombia goleó 3 a 0, gracias a esto se disputó la primera final de una Copa América en Bogotá. Dicha final fue contra Perú, era ida y vuelta, la ida se disputó en Colombia, donde el seleccionado nacional se impuso 1-0. Posteriormente Colombia caería en el partido desempate y quedaría subcampeón.

En 1979 y en 1983, Bogotá también fue sede de la Copa América ya que estos torneos no tuvieron un anfitrión. En el 79, Colombia compartió grupo con Chile y Venezuela, a los ‘australes’ se les derrotó 1-0 y a la ‘vinotinto’ se le goleo 4 a 0. El 1983 Colombia recibió en El Campín a los seleccionados de Perú y Bolivia con los cuales se empató a dos goles.

En el 2001, Colombia tuvo el placer de ser el anfitrión de la Copa América de dicho año, en la cual la selección nacional se coronó campeona del certamen continental, y la capital del país fue la encargada de recibir la final y el partido por el tercer puesto.

En Bogotá se disputó el juego entre Honduras y Uruguay por el tercer puesto, dicho partido se pactó para el 29 de julio del 2001, sólo unas horas antes de la gran final. Uruguay disputó este torneo con la mayoría de su plantel lleno de jugadores locales y solo dos militantes en el extranjero, Chevantón y Morales, y en el arco a uno de los mejores arqueros latinoamericanos de la época, Gustavo Munúa.

Por su parte, Honduras, el equipo revelación del torneo, tuvo al jugador Amado Guevara quien fue elegido como el mejor jugador del certamen. Dicho encuentro finalizó empatado 2 a 2 y tuvo que definirse desde el punto blanco del penal donde Honduras se impuso 5 a 4.

La gran final se dio entre el anfitrión, Colombia, y el seleccionado centroamericano de México. Un acontecimiento único en el país cafetero ya que era su segunda final en la historia de la Copa América y esta vez en casa. Gracias a un gol de Iván Ramiro Córdoba después de un tiro libre de Iván López, Colombia se coronó campeona por primera y única vez del certamen más importante del continente.

Al parecer el Nemesio Camacho El Campín es una sede en la que le va muy bien al seleccionado tricolor en este certamen, ya que a lo largo de la historia no ha conocido la derrota en este escenario.