Inicio Ligas Europeas Vinicius es hora de explotar, pero lejos del Real Madrid

Vinicius es hora de explotar, pero lejos del Real Madrid

719
0
Compartir

Desde su llegada a Madrid, Vinicius tuvo un tránsito fugaz como estrella; cuyo ascenso -cuál Neymar o Ronaldinho- en un principio llamaba a ser prolífico e inmejorable, sin embargo, con el transcurso de los años, y las idas y vueltas de entrenador, el brasileño ha tenido un proceso intrincado para convertirse en una figura importante dentro del equipo. La pasada temporada, Vinicius, jugó 29 partidos de los 38 en liga, anotó 3 goles y sólo dio una asistencia. Huelga decir que, de esos 29 partidos jugados el 58% de ellos fue entrando desde el banquillo. Está presente campaña, Vinicius pese a mostrar falencias de cara al arco, ha atizado un poco más su nivel, cuyas capacidades afloraron como Jacinto en primavera frente a Atalanta, donde logró acertar el 90% de sus pases, provocó un penalti y completó cuatro de cinco regates. Así mismo, consiguió ganar duelos aéreos e intercepciones imprescindibles para el club madrileño.

Sin embargo, el tiempo ha de pasar y las apariciones intermitentes del brasileño no serán suficientes para menguar las asperezas de quienes esperan su pronta eclosión futbolística. Así pues, es posible que junto a Zidane y la presión que impone el plantel madrileño, Vinicius no alcance a detonar toda la calidad que posee como futbolista. Thiago Alcántara se alejó en 2013 del Barcelona a fin de encontrar más protagonismo en el Bayern München. Odegaard de la mano de Imanol Alguacil halló su mejor versión en la Real Sociedad. Y actualmente, Achraf Hakimi, brilla con luces y centellas en el Inter de Milán luego de abandonar al Real Madrid.

“Hay equipos para jugadores y jugadores para equipos”, y Vinicius es uno de esos futbolistas que necesita encontrar imperiosamente su club ideal, donde pueda potenciar sus habilidades, y su estilo como jugador sea valorado. Para nadie es un secreto que, el brasileño se halla en un ambiente difícil, en cuyos alrededores diversas figuras del equipo blanco subyugan su valentía y atrevimiento en el campo.

En “Champions”, Benzema no tuvo pelos en la lengua para manifestar su disgusto contra el brasileño “Él hace lo que quiere. Hermano, no juegues con él… Madre mía. Juega contra nosotros”, Más aún, parece ser que, en la plantilla ya se le conoce comúnmente como “Chupón” -Jugador individualista-. Apodo un tanto incongruente, recordando que ostenta 23 pases clave y 535 pases totales en su haber. Aludiendo a las comparaciones, Sané cuenta con 27 pases clave y 516 pases totales, y João Félix quien tiene un sin número de fieles adeptos a su juego, hasta ahora lleva  18 pases clave y  579 pases totales en liga.

Sea o no un “Chupón”, Vinicius se halla en una encrucijada, cuyas dificultades no sólo surgen a partir de la plantilla, sino también desde su entrenador hasta la dirección deportiva, cuya obligación está en desarrollar a ese jugador que hace dos años los enamoró y juraron convertir en una superestrella. Hoy, el brasileño ha mejorado un poco más sus números, ya que, de los 28 partidos disputados por el Madrid en liga, Vinicius ha jugado 25 encuentros, ostenta tres goles y dos asistencias. Sin embargo, a sus 20 años, resulta imperante que potencie más sus habilidades y consiga convertirse en un jugador determinante, esta vez, no junto a Zidane, Benzema o Kross: Más bien, en aires diferentes. Con Jugadores diferentes. Con una directiva diferente y un estilo de juego diferente, cuyos conceptos no solo cuajen en las ideas del brasileño, sino también logren mejorar sus cualidades como futbolista.