Un punto y nada más

EN UN DUELO DONDE LAS OPORTUNIDADES DE ANOTAR ESTUVIERON MUY PRESENTES, EL GOL FUE EL GRAN AUSENTE, DEJANDO A “FELINOS” Y VALLECAUCANOS CON UN GRAN SIN SABOR

A pesar de la gran expectativa que generó este encuentro, calificado por muchos casi como una especie de “Clásico”, Tigres y América, quienes en este momento serían los dos equipos que estarían descendiendo al Torneo Águila, protagonizaron un juego muy típico de dos equipos con mucha necesidad, con la ansiedad de parte y parte, aunque mucho más acrecentada por los lados de los americanos, quienes, por su historia, siguen penando.

El encuentro quizás terminó desarrollándose de la manera esperada, con el cuadro vallecaucano muy hacia la ofensiva, tratando de generar mayor juego, algo curioso, si se tiene en cuenta esta idea que tiene el mítico “Polilla” Da Silva, apostándole a un medio campo repleto de volantes centrales, con un Botinelli que ayer definitivamente no logró moverse bien por la izquierda, además de unos delanteros que, sabiendo de la responsabilidad, lo intentaron, pero nada terminó transformándose en ese ansiado grito sagrado que tanto pedían los aficionados visitantes.

Quizás es ahí donde entra la parte de Tigres, mostrando cada vez más esa idea de consolidar su defensa de 5, que como señaló su entrenador Jhon Bodmer no defraudó y, de todas formas, sacó su arco en ceros, lo que hace pensar que esto también fue una gran virtud de parte de un equipo que retomó esa idea de defender bien, tal como lo había hecho hace casi dos meses, enfrentando principalmente a otros equipos “de historia” como son el DIM y Santa Fe.

De todos modos, a pesar de la virtud del local de saber retroceder sus lineas, sabiendo que en ofensiva todavía no hay una seguridad plena, mientras que, “La Mechita” intentaba crear buen juego desde la mitad de la cancha y distribuir bien rumbo al ataque, el empate, que bien pudo ser un 1-0 como máximo (esto porque era lo que los dos equipos mostraban a nivel de juego) no defraudó quizás en algunos momentos a quienes observaron un duelo de ambiciones, de aspiraciones, con un toque de frustraciones y con un resultado que era el que a ninguno de los dos servía.

Muchas cosas quedan por corregir, de parte y parte, coincidiendo con lo que el nuevo D.T. del América y el joven entrenador capitalino expresaron, pero, esto bajo la sentencia quizás que, como espectador, no terminen gustando, por lo que muestran en la cancha ambas escuadras, pero donde ese temor a seguir “pendiendo de un hilo” está al rojo vivo, literalmente.

Por el lado de los bogotanos, se puede concluir que es muy interesante la linea de 5 atrás, pero sabiendo que, en el medio, no hay quien cree juego con claridad hacia el ataque, además de una delantera que no atraviesa un semestre muy próspero, mientras que, para el América, quizás replantearse la manera de alinear el equipo, porque quieren tener mucha salida por los costados, pero los nombres no terminan respondiendo de la forma esperada, aunque también en la delantera, dado que buscan mucho el arco o muchas veces le tratan de apostar al juego aéreo, pero esa falta de efectividad pasa factura y más en instancias donde sacar un empate fuera de casa puede terminar siendo una condena.

juan-david-forero

Periodista de saquedemeta.co - Twitter: @JuanDforero

Leave a Comment

(required)

(required)