Inicio Fútbol Set y a octavos

Set y a octavos

151
0
Compartir
Foto: Twitter Selección Colombia

En un completo monólogo, la ‘tricolor’ goleó 6-0 a Tahití y clasificó a los octavos de final del Mundial Sub-20

Colombia se jugaba todo en este partido; había mucha necesidad y ansiedad de por medio. Desde el inicio buscó imponer su juego tomando la posesión del balón y explotando las bandas, buscando el mano a mano para generar oportunidades de gol. El tridente conformado por Sinisterra, el ‘cucho’ y Angulo no se cansaron de darles problemas a la defensa contraria con un 4-3-3 que lo obligó a ser protagonistas.

Producto de ese dominio nació el primer gol del combinado nacional. Después de generar un tiro de esquina tras una desconcentración de la defensa de Tahití que casi termina en gol, Luis Sinisterra se impuso en las alturas para fulminar la portería con un fuerte cabezazo al palo derecho del arquero; el cobro de Jaime Alvarado fue sensacional. Todo esto en 8 minutos.

El panorama no cambió durante el desarrollo del primer tiempo. Muestra de ello es el 73% de posesión que tenía la ‘tricolor’ cuando transcurría el minuto 23; las sensaciones que dejaba el equipo recordaron a las del partido inaugural frente a Polonia. Eso sí, a pesar de tenerlo todo a favor, hubo momentos en los que a la selección le costó el último cuarto de cancha del partido, concretar las oportunidades de gol; nuestro 10 tuvo tres ocasiones clarísimas que podrían haber aumentado la ventaja.

La insistencia y las ganas de los nuestros rindió frutos de una forma frenética; 6 minutos fueron suficientes para sentenciar el encuentro con un nuevo gol de Sinisterra (37’) y un doblete del ‘cucho’ (38’ y 42’). Segundo del 10, una obra de arte de tiro libre. Fue la primera vez que dos jugadores de nuestra selección realizan doblete en Mundiales Sub-20.

Hay dos cosas que destacar en el segundo tiempo. Lo primero es que normalmente, cuando un equipo tiene una ventaja tan grande, tiende a bajar el ritmo pensando en el próximo encuentro, (por ejemplo, el histórico Alemania vs Brasil en el Mundial de 2014), pero en este encuentro no ocurrió eso; Colombia no sólo mantuvo el ritmo, sino que buscó abultar aún más el marcador y después de numerosas ocasiones lo consiguió recién al minuto 70 con un nuevo tanto del ‘cucho’ Hernández; un triplete más que luchado.

Lo segundo es Ivan Angulo; el extremo derecho hizo lo que quiso con la defensa del equipo de la Polinesia Francesa pero la suerte no estuvo de su lado. En una ocasión se le anuló por fuera de juego un gol de altísima factura, mostrando una gran potencia, regate y definición. En otra el balón no ingresó milagrosamente después de haber dejado por el camino al portero debido a que su remate fue desviado al límite por un defensa rival.

La fiesta la cerraría Deiber Caicedo sobre el final del partido. Más allá de la calidad de rival, Colombia aprovechó este encuentro para llenarse de confianza y afrontar de la mejor manera los octavos de final del Mundial Sub-20. Si esto no acabó con un resultado aún más abultado es gracias a la labor de Moana Pito, quien a pesar de la goleada, fue la figura de su equipo. La ‘tricolor’ debe ser más efectiva si quiere aspirar al título.