Se acabó un semestre, se acabó un ciclo

LUEGO DE SEIS MESES DE MÁS TRISTEZAS QUE ALEGRÍAS SANTA FE LE DICE ADIÓS A SU ÉPOCA DE GLORIA.

El inicio de año para los rojos de la capital, era de mucha incertidumbre debido a que traían consigo un amargo recuerdo de un subcampeonato que pasó para la historia por haber perdido frente a su rival de patio, Millonarios, el título de Liga Águila 2017-II. Para la próxima edición del torneo, los dirigidos por Gregorio Pérez tenían la obligación de reforzar a un equipo con al menos dos nombres importantes para las competencias que se avecinaban en este 2018.

Sin embargo, entre malas decisiones, rechazos de incorporaciones, fichajes frustrados y poca colaboración dirigencial, el estratega uruguayo se conformó con muy poco respecto a los recursos que en su nómina tendría para poder disputar la doble competencia que se le avecinaba, y ademas de eso, su comunicación con el presidente Cesar Pastrana quedó en el olvido porque no compartían algunas decisiones que al fin y al cabo, se llevaron a cabo.

Con conocimiento de ello, Pérez optó por luchar el semestre con la ardua tarea no solo de conseguir buenos resultados, sino también calmar el ambiente cardenal con buenas actuaciones de sus dirigidos que le permitieran soñar en grande. Compromiso que asumió de manera acertada con los partidos pre-clasificación a Copa Libertadores, en donde sacó muy buenos resultados tanto de local como de visitante. Plus que le dio esa confianza al timonel albirojo para seguir con su modelo de juego para la otra competición que tenía que era la Liga.

Sin embargo, luego de perder sus primeros encuentros en el torneo se volvieron a encender las alarmas. Los resultados iniciales no generaban la confianza en su hinchada para aspirar a grandes cosas durante el semestre. Y a pesar de conseguir la clasificación a fase de grupos de la Copa Libertadores, y reivindicarse contra Jaguares por goleada en El Campín por 4-0, las cosas no cambiaron respecto a la incertidumbre debido a que los resultados que estaba obteniendo el entrenador uruguayo, no eran los esperados y mucho menos los necesarios para aspirar a pelear en ambos torneos.

Un factor clave durante el semestre de Santa Fe fue la ruptura de comunicación entre Presidente- entrenador que dejaba con las alarmas encendidas a un Gregorio Pérez que sabía que cualquier partido que perdiera, sería la excusa para destituirlo. Más allá de que César Pastrana le dio un poco de espera, las cosas se agravaron cuando se dio a conocer que era el último año al mando del máximo dirigente de la institución y cuando se conoció que Gregorio Pérez daba un paso al costado, el semestre fue más en declive.

Como en anteriores ocasiones, Gerardo Bedoya y Agustín Julio se vistieron de bomberos y trataron de apagar ese incendio que había dejado la destitución de Gregorio Pérez a mitad de temporada. Tanto en Liga como en Copa, dependían de ellos para poder salvar el semestre en lo deportivo, pero la salud de la nómina y los pocos recursos que tenía el plantel, fueron los principales argumentos por los cuales la esperanza se apagó y se terminaron quedando por fuera de ambas competiciones completando un total de treinta partidos jugados, once ganados, nueve perdidos y diez empatados, sumando un total de 33 goles en el 2018.

Más allá de haber ganado el clásico frente a Millonarios en la última jornada del ‘Todos contra Todos’ y conseguir un tiquete a la CONMEBOL Sudamericana, por haber quedado tercero en su grupo de la Libertadores luego de un triunfo histórico en Ecuador, el balance del semestre es muy negativo y se podría decir que fueron los peores seis meses en la era de Cesar Pastrana como presidente.

CON CAMPAÑA PERFECTA PERO SIN TÍTULO.

Quizás el aliciente que tenía Pastrana era que el equipo femenino de Santa Fe podía volver a estar en lo más alto del balonpie colombiano, así como hace un año en donde se consagraron como las primeras campeonas de la Liga Águila femenina, y durante el proceso, con un poco de retoques en lo nominal, las Leonas demostraron su ambición por conseguir el bicampeonato obteniendo tan solo una derrota a lo largo del semestre. Sin embargo en semfinales se cruzaron con Nacional, hueso que siempre es difícil de roer, pero parecía que el hambre de gloria de ‘Las Primeras Campeonas’ iba a sobreponerse ante el equipo antioqueño que empató en su casa, pero en El Campín no se guardó nada y venció 4-3 en el global a las Leonas, despidiendo así a un César Pastrana, que de un tiempo para acá se acostumbró a alzar por lo menos un título en el año y en este 2018, se fue para una oficina en Dimayor con las manos vacías.

FIN DE UNA ÉPOCA DORADA

www.elespectador.com

Bajo el mando de Pastrana, Independiente Santa Fe consiguió coronarse campeón de Liga 37 años después del último título en 1975, posterior a eso, las seis participaciones consecutivas de su equipo en competiciones CONMEBOL le dieron la oportunidad de consolidarse en el fútbol internacional no solo en Sudamerica si no también en el mundo por haber sido el primer equipo colombiano en coronarse campeón de una copa Intercontinental como lo es la Suruga Bank:

  • 3 títulos de Liga de primera división
  • 3 títulos de Superliga (Siendo el más veces campeón hasta ahora)
  • Un título de Copa Sudamericana, obtenido en 2015
  • Un título de Copa Suruga Bank, obtenido en 2016
  • El primer título de Liga Femenina

Attachment

Leave a Comment

(required)

(required)