¿Se acabó la identidad de juego en Santa Fe?

#ENSDMTÚOPINIÓNCUENTA.

El contenido expresado en este post es realizado por Juan Pablo Casas y no representa la opinión ni la postura de Saque De Meta S.A.S.

Para nadie es un secreto que el equipo dirigido por Gustavo Costas está atravesando un muy mal momento, en lo futbolístico, claro está. Prueba de ello es que en los tres partidos pasados, el equipo ‘Cardenal’ no ha conseguido ni un solo punto, y ha recibido siete goles, anotando tan solo dos, logrando así estar por debajo de los demás contrincantes por diferencia de gol. Solo sobre pasa a Tigres y a Rionegro Águilas.

También es necesario recordar que, en los últimos tiempos, Santa Fe no ha eficaz en la parte de arriba. Cuando Costas llegó al equipo, apagó el incendio dejado por Alexis García, y el argentino se acomodó a las características de cada uno de los jugadores, encontrando así, un plantel con la mayoría de jugadores defensivos. Su planteamiento se basó en la solidez defensiva y anotarle gol a Santa Fe era casi un hito para cualquier equipo que se cruzaba ante ellos, y hasta ocurrió lo impensado. Después de muchas dudas y sin la esperanza de ganar algo, “El Mourinho del Sur”, como es apodado el argentino,  ganó contra todos los pronósticos, la Liga 2016-II y luego la SuperLiga 2017 ante Independiente Medellín.

Pero de ese equipo campeón no quedó nada, ni siquiera la identidad. Antes cualquier hincha albirojo podía alardear de su equipo presumiendo el invicto y el arco en ceros que logró Castellanos, pero esto acabó hasta el partido ante Tigres en donde Rufay Zapata recibió un gol tempranero, luego ante The Strongest por Copa Libertadores, las falencias defensivas empezaron a aparecer y se comieron dos allá en Bolivia.

Sin embargo, el invicto local seguía vigente y la excelente presentación ante Sporting Cristal hacía pensar que el equipo ya había recuperado su rumbo, pero en el clásico ante Millonarios, demostraron que la solidez defensiva que tanto inculcó Costas en sus jugadores, se perdió con errores netamente individuales, y sumándole las virtudes del equipo rival, Santa Fe desnudó todas las falencias que el equipo nunca tuvo mientras Costas estuvo en el banquillo.

Luego de la revancha ante Millonarios en donde Santa Fe pudo vencer esa paternidad embajadora, se demostró por medio de resultados negativos, que lo que existe es un bache netamente futbolístico. Y no se recalca por lo hecho contra Medellín hace dos fines de semana, ni por lo que sucedió en Pasto donde nuevamente se comieron tres a domicilio, sino porque el equipo no genera opciones de gol y tras la lesión de William Tesillo, no hay garantías defensivas.
Santa Fe perdió su rumbo, y dentro de los partidos se ve que no hay  un esfuerzo por parte de los jugadores como para revalidar su rol de campeones, y tratar de cambiar los resultados. El panorama parece no ser claro, y de ahora en adelante Costas tiene que hacer sentir a muchos de los que visten la camiseta, en que equipo están, teniendo en cuenta que el calendario se aprieta, y el margen de error tiene que ser mínimo en un plantel que tiene un nivel muy bajo en la mayoría de las líneas, y las pinceladas individuales quedaron en la basura.

juan-casas

Twitter: @JpCasas05 - jpcl08@hotmail.com

Leave a Comment

(required)

(required)