Inicio Liga Águila Santa Fe cayó 1-2 con el campeón, pero aún respira

Santa Fe cayó 1-2 con el campeón, pero aún respira

191
0
Compartir

Wilson Morelo anotó un gol que deja vivo al león para la vuelta.

Luego de superar 0-3 a Millonarios en el clásico capitalino , Independiente Santa Fe se topó con un Deportes Tolima organizado que logró complicarle las cosas.

Precisamente, al minuto 14 de la primera parte el campeón se fue en ventaja con un gol de Daniel Cataño que aprovechó una desconcentración de la defensa. Vale la pena mencionar que Sanguinetti dejó en la saga de centrales a Carlos Henao y Héctor Urrego, que no tuvieron un gran desempeño.

Una de las pocas llegadas de los rojos en la primera mitad se dio por medio de un centro de Seijas que cabeceó Urrego, pero logró atajar con frialdad Álvaro Montero. Tan solo cinco minutos después Marco Pérez anotó el segundo de los pijaos tras una falla de la defensa en complicidad con Róbinson Zapata.

Santa Fe no mostró un juego colectivo claro en la primera mitad y no generó muchas llegadas de gol. Asimismo, las cosas se complicaron para la escuadra cuando “Rufay” Zapata se lesionó tras un choque con Urrego. El portero cardenal se retiró en el minuto 45 e ingresó en su lugar Miguel Solís.

De igual manera, para la segunda parte Sanguinetti no realizó cambios y el equipo evidenció actitud y agresividad más allá de un juego claro.

 De la mano de su goleador, Wilson Morelo, Santa Fe descontó en el minuto 61 y esto ocasionó un impulso anímico importante tanto en los jugadores como en la afición. La defensa de los pijaos comenzó a mostrar problemas y Morelo estaba más activo en el partido.

Otra situación incómoda que modificó las cosas para los leones fue una lesión más. En la segunda parte se retiró en camilla Carmelo Valencia que no tuvo un buen rendimiento.

El tercer cambio del entrenador uruguayo fue el ingreso de Arley Rodríguez y la salida de Víctor Giraldo. Santa Fe se asustó pues Marco Pérez por poco anota el tercero para los ibaguereños pero una buena respuesta de Solís impidió el gol.

La opción más clara para los leones ocurrió en el minuto 83 cuando Morelo disparó al arco pero el balón dio en el palo. De igual manera, Álvaro Montero atajó una buena parada a Luis Manuel Seijas, quien se quedó con la banda de capitán tras la salida de Rufay.

Ahora luego de una semana de altibajos, con triunfo en el clásico pero ahora una dolorosa derrota, el león deberá salir a la cancha el domingo con la necesidad y el hambre de gol al rojo vivo, sabiendo que la serie está abierta y que por el momento este será el objetivo en lo que resta previo al trascendental choque del 29 ante el Junior.