Inicio Uncategorized ¿Sin Salazar cómo hará Millonarios?

¿Sin Salazar cómo hará Millonarios?

501
0
Compartir

El jugador fue vendido a San Lorenzo de Almagro, expresó sus deseos de salir y ahora estará a las órdenes de Jorge Almirón. La tarea de Pinto ahora será reemplazar, tanto nominal como estructuralmente, el hueco de un jugador que estaba siendo piedra angular del proceso.

Juan Camilo Salazar completaba apenas año y medio en el primer equipo, a sus 21 años ya empezaba a tener bastante peso en la institución albiazul. Llegó como reemplazo natural de Harold Santiago Mosquera, y rápidamente empezó a dejar destellos de su calidad en el fútbol colombiano.

Primero inició como un extremo jugando por la izquierda, con perfil cambiado, bastante vertiginoso y que sabía desbordar con eficiencia. Russo lo fue puliendo poco a poco y ya en el segundo semestre del 2018 fue más lo que jugó desde el inicio que como suplente.

A su llegada, Jorge Luis Pinto se interesó mucho en la destreza y la madurez que tenía el jugador caleño. Sus goles y asistencias fueron importantes en la pretemporada, esto lo ayudó a que en los primeros entrenamientos del inicio de la Liga, el once que quería pinto girará a su alrededor, que él pudiera gravitar en todo el borde del área grande.

Ahora Juan Camilo tendrá que ganarse un lugar en el equipo del Gasómetro. Por el otro lado el profe Pinto tendrá que replantear ciertas ideas. En principio – y si nada extraordinario sucede – el club no contratará a nadie más, aunque el DT no ha cerrado los fichajes. Así que deberá mirar en la institución, como puede suplir su lugar.

La opción más probable es que jueguen juntos Montoya y Macalister, este último abierto por un costado. Si Marrugo mejora su nivel podría ingresar por alguno de los dos, afirmando que Juan David Pérez será fijo en una banda. Esta posibilidad le permite a Millonarios tener un mediocampo menos explosivo pero con más talento y calidad.

El otro plan sería potenciar y darle minutos a dos jugadores que van muy bien por la línea lateral, Cristian Huérfano o Eliser Quiñones. El bogotano canterano de Millos tuvo su momento con Russo pero las lesiones y poca regularidad lo fueron mermando, sería la oportunidad perfecta para que él vuelva a ser protagonista.

El caso de Eliser sería similar, pese a que siempre ha sido el primer cambio que refresque al equipo, no ha tenido la posibilidad de afianzarse en la titular. Estas dos variantes obligarían a que el media punta sea un jugador menos vertiginoso pero más preciso.

También existe la opción de mirar hacia las reservas y subir a alguna joven promesa de las inferiores, que de la sorpresa y le permita a Pinto tener más fondo de armario. Orles o Fabián González Lasso son más delanteros centros natos pero también podría entrar en los planes del técnico y usarlos por los costados o como segundos puntas.