¿QUE LE PASA AL BOGOTÁ FC?

LOS BOGOTANOS NO LOGRAN LEVANTAR CABEZA Y CAEN AL FONDO DE LA TABLA.

Foto: Saque de Meta

Toda la ilusión que daba ver jugar al Bogotá FC se ha desvanecido, con el pasar de los partidos la esperanza de ver al conjunto capitalino clasificado a las finales es casi nula, y prácticamente el ascenso en estos momentos es algo imposible. El arranque de los dos semestres fue realmente prometedor, el equipo era muy duro de roer en calidad de local y el estadio de Techo se convertía en un verdadero fortín. Pero mágicamente la fuerza del equipo caía estrepitosamente de un momento a otro, y la seguidilla de derrotas hacían que los ‘bogotanos de corazón’ no pudieran levantarse de esos golpes.

En la primera parte del año se vio un equipo muy compenetrado, que relucía conocimiento entre sus jugadores, había un proceso fuerte de la mano de Mauricio Roa, un director técnico con grandes capacidades que conocía el grupo y quien inteligentemente planteaba los diferentes encuentros, pero algo faltaba ¿jugadores veteranos o con más experiencia? ¿mucha juventud en el equipo? ¿presión por parte de los pocos seguidores? no sabemos, pero si hacia falta un poco de aceite en esos jóvenes engranajes. Se lograron importantes victorias como lo fue el 2-1 ante Llaneros, el 2-0 ante Cortuluá, el 4-0 ante Barranquilla y el 2-1 ante Real Cartagena, y empates contra Pereira y Fortaleza. Resultados que le permitieron llegar a ser cuarto en la tabla de posiciones ¡SI, CUARTO!, pero al final de la primera vuelta se terminaron desinflando y dejando ir puntos valiosos.

La reanudación después del Mundial de Rusia 2018 fue muy prometedor, el equipo jugaba maravilloso, se realizaron contrataciones importantes como la de Ánuar Hurtado, un central de mucha experiencia quien le dio seguridad a la zaga capitalina al lado de la ‘torre’ Nestor Asprilla. Andrés Salazar, quien fue la figura del equipo en la primera parte del torneo, seguía con su gran nivel al no permitir anotaciones del rival, se le ganó al Atlético, al Quindío y se le empató 3-3 al Barranquilla en su casa, y lastimosamente ese fue el último destello de buen juego del onceno bogotano.

El declive empezó y nadie lo ha podido parar hasta ahora, solo hemos visto buenas actuaciones de contados jugadores (Salazar, Morales, Zambrano, Zárate y Castillo), pero el juego en equipo se olvidó, pareciera que muchos se quieren mostrar para ser vendidos en la próxima temporada, no hay ideas, y las pocas que salen los delanteros no las concretan, y así es complicado sumar puntos. Techo, que era un fortín, se convirtió en el campo donde se regalan 3 puntos por doquier, y no solo 3 puntos, si no que todos salen ahora con más de 3 goles a favor, como es el caso, de Fortaleza (0-3), Unión (0-3) y Popayán (1-3), sin contar la derrota 2-1 ante Cúcuta. Y en calidad de visita no hay mejoría en este aspecto, se cayó 3-2 ante Cortuluá, 4-0 ante Cartagena y se le quitaron 2 puntos al Pereira al empatar 1-1.

Ya solo faltan 4 jornadas para que se acabe el torneo, y con solo 24 puntos parece que llegar a los primeros 8 es una tarea milagrosa. Esperemos que se tomen las mejores decisiones, que los jugadores puedan terminar decorosamente la temporada 2018 y se empiece a pensar en hacer un proceso serio en el 2019.

daniel-rodriguez

Periodista deportivo Twitter: @DanielStivenR_

Leave a Comment

(required)

(required)