MIRANDO A TODOS DESDE LA CIMA

HEMOS LLEGADO A LA MITAD DEL CAMPEONATO Y LOS ‘CARDENALES’ LIDERAN EN SOLITARIO LA TABLA DE POSICIONES. 

Con varios interrogantes empezó Independiente Santa Fe su camino en la Liga Águila II. La sorpresiva salida de Gustavo Costas y la posterior llegada de Gregorio Pérez, la salida de jugadores como Jhonatan Gómez y Johan Arango, dejaron en vilo el futuro deportivo del club, que venía de un primer semestre para olvidar.  Los refuerzos fueron llegando poco a poco y con estos la ilusión de una hinchada ansiosa por otro título. Caras nuevas como las de Giraldo, Pajoy, Valencia, Rivera y por supuesto Morelo, llenaron de expectativa el comienzo del segundo semestre.

Después de un primer juego por sudamericana ante Fuerza Amarilla, pudimos ver un equipo que no había cambiado mucho con base al del primer semestre. Un equipo metódico pero lento, sin fuerza en las transiciones defensa ataque, que solo pudo obtener un empate, pero algo había ahí, no se les podía repudiar nada si tan solo era el primer encuentro. La primera prueba de alto calibre fue en el debut de Liga ante el siempre difícil Atlético Nacional, y fue ahí donde se empezó a ver la mano del nuevo timonel. Ordenados desde la primera línea, fueron realmente pocos los momentos en los que se vio un equipo mal parado, y gracias a eso se logró el primer respiro para los ‘cardenales’ al vencer 1-0.

Posteriormente llegaron equipos de alto calibre que históricamente siempre le hacían pasar colores al plantel ‘albirojo’, equipos como Equidad, Huila y Envigado, pero había algo diferente, la mentalidad del grupo había cambiado, la ‘mano dura’ de Gregorio Pérez con el pasar de los juegos hacia efecto, se veía un equipo mucho más compacto en cada una de sus líneas y volvió la gran virtud del club, su férrea defensa. Después de vencer a Millonarios en los dos clásicos del semestre con goles de Valencia, el equipo le demostró a su hinchada que estaba para grandes cosas, y con su trabajo silencioso llegó a lo más alto de la tabla, peleando por esta posición únicamente con el sorprendente Junior de Chará y Teo.

Los problemas llegaron gracias a las frecuentes lesiones de los jugadores; Giraldo, Gordillo, Ceter y Morelo entre otros, quedaron entre algodones, posiciones complicadas de cubrir, pero ante la adversidad Gregorio Pérez demostró poder manejar la plantilla, y sobrevivir a grandes encuentros con una plantilla prácticamente limitada por tener tantos jugadores lesionados. Otra cosa para resaltar, el 10, el ídolo ‘cardenal’, Omar Sebastián Pérez, quien no ha sido titular, ha retomado su alto nivel y a pesar de que muchos lo tildan de viejo, ha colaborado demasiado en las victorias, sobre todo en las segundas partes, incluso llegando a ser la figura de los juegos. Gregorio pudo manejar el ego del ídolo al no ser titular y potenciar su nivel.

Hoy en día podemos ver a un Santa Fe comprometido, un Santa Fe con ganas de triunfo, con jerarquía, un Santa Fe que sabe balancear el juego defensivo y ofensivo, un Santa Fe que a pesar del gran desgaste por tantos juegos disputados el plantel ha respondido significativamente, no ha defraudado a su hinchada, y lo más importante, los resultados deportivos lo acompañan, siendo hoy el único líder en la Liga con 25 puntos a falta de 30 puntos por disputar. Sin duda se convirtió en uno de los favoritos a celebrar el título de fin de año.

LO EXPRESADO ES ESTE ARTICULO ES UNA OPINIÓN PERSONAL Y NO COMPROMETE A SAQUE DE META.

daniel-rodriguez

Periodista deportivo Twitter: @DanielStivenR_

Leave a Comment

(required)

(required)