Millonarios y su circulo vicioso

Las siguientes declaraciones son opiniones y no comprometen a Saque de Meta®.

Millonarios merece un equipo acorde a su historia y a su hinchada. 

En declaraciones al periódico El Espectador, Enrique Camacho presidente de Millonarios dejó muchas dudas al futuro cercano del club y apunta a un proyecto a un futuro muy largo e incierto. A la pregunta que todos los hinchas nos hacíamos, sobre un equipo y/o proyecto cercano al de Junior, con hombres y nombres de calidad, el presidente respondió:

“No tenemos la disponibilidad de recursos. Hacer eso significa invertir seis o siete millones de dólares y un riesgo grande, porque un jugador de esos se puede lesionar. Con base en el desempeño del equipo, este año se traerá a los que se considere deben complementar el grupo. Los que diga el técnico y estén dentro del presupuesto del club. Pero el profe nunca nos ha dicho que le traigamos una estrella y que con ella él se defiende”

No se puede creer que un dirigente deportivo, un presidente de un club de fútbol el cual su única meta debe ser ganar los títulos que dispute, no sea capaz de asumir un riesgo que es intrínseco a cualquier negocio, en este caso en específico, el riesgo es que se lesione; partiendo de esta hipótesis, las empresas no arriesgarían en los negocios porque la moneda es cambiante o PSG no hubiese pagado la cláusula de Neymar por miedo a una lesión. Los riesgos se asumen y se trabaja para que no ocurran, pero la junta directiva, los socios mayoritarios, el presidente y el máximo accionista de Azul y Blanco  manejan a Millonarios como una tienda de barrio, teniendo el producto para ser una empresa y esto se refleja en el modo en el cual los dirigentes y encargados conducen no sólo la explotación de la imagen del club sino también la venta de jugadores, la mala contratación de extranjeros, la poca astucia en la parte deportiva para ver nuevos talentos, todo lo que rodea a la institución está mal manejado y tristemente el único proyecto manejado por personas capacitadas y que obtuvo logros en corto plazo en las divisiones menores, no pudo ser retenido y terminó en la Selección Colombia.

La mediocridad en Millonarios es innegable, antes la ocultaban y/o disimulaban pero ahora el descaro debe ser execrable por todos. La mediocridad es sinónimo de irrespeto, irrespeto con el equipo, los profesionales, con los técnicos a los cuales se les miente antes de firmar el contrato y nunca se les cumple.
A la pregunta de sí en Millonarios hay con que para ser campeón a final de año contestó:

Tenemos voluntad. Los muchachos quieren salir campeones y los respaldo, me parece que pueden.

El claro sinónimo de conformismo, así como en días anteriores Benjamin Romero, director de Marketing de Millonarios afirmó en la Cumbre de Fútbol entre otras que Millonarios no ha hecho las cosas mal, que ha llegado a las instancias finales pero que no se dan las cosas y la mentira de año tras año, en la cual muchos medios y periodistas se prestan para con ello ilusionar al hincha; “Vendrán grandes sorpresas para el 2018”.

Necesitamos directivos y personas capacitadas en fútbol, este deporte es tan grande que las universidades alrededor del mundo educan sobre el manejo, la gestión, el marketing entre otras tantas variables que cualquier equipo hoy por hoy que quiera ser grande debe manejar sin embargo, en Millonarios nada de esto aplica, no hay personas capacitadas para el manejo de un equipo con una historia y una fama a nivel mundial tan grande. Millonarios o cualquier equipo de fútbol no se maneja como una empresa normal, porque el fútbol no es igual a las otras profesiones.

Nota: Ir al estadio no es apoyar la mediocridad, es protestar frente a ellos y aunque no contemos con las figuras que queremos, debemos apoyar a los jugadores que representan el escudo y la camiseta de Millonarios.

 

 

Rubén Camacho-@RubnCamacho

Attachment

ruben-camacho

Abogado, Derecho Deportivo. Twitter: @RubnCamacho. Escritor en http://www.saquedemeta.co

Leave a Comment

(required)

(required)