Inicio Fútbol Desliz azul

Desliz azul

143
0
Compartir
Un sin sabor quedó en los jugadores e hinchas en El Campín.

Los ‘Embajadores’ perdieron por primera vez en casa.

El juego empezó con el equipo local intentando salir con el balón al piso, por lo que el Tolima presionó la salida con bastante intensidad, impidiendo un juego fluido de los albiazules. De hecho, los ‘Pijaos’ tuvieron más iniciativa y se acercaron más veces al arco de Faríñez en los primeros minutos.

Millonarios no encontraba líneas de pase claras, los visitantes se cerraban bien y la imprecisión reinaba en el campo, el juego era bastante cortado. Macalister Silva quiso buscar a Cristian Marrugo para bajarle la intensidad al juego, y el Deportes Tolima también quitó un poco el pie del acelerador.

En el juego el protagonismo lo tenían las faltas. Precisamente Luis Payares le cometería una infracción, algo discutida, a Marco Pérez en el área. El juez decretó penal, el mismo afectado ejecutó raso y potente, remate que Faríñez no pudo controlar y se le coló por debajo.

Con la ventaja el Tolima trató de impedir, por medio de más faltas, que Millonarios generará alguna acción de peligro. El primer tiempo acabó con un equipo albiazul metiendo más ganas que ideas. Para la segunda mitad Pinto mandó al terreno de juego a Santiago Montoya, intentando tener un mediocampo más creativo.

Tolima intentaba contener a Millonarios, que salía con decisión, pese a que no descuidaba sus espaldas. En un cobro de tiro de esquina al minuto 64′, Marrugo mandó el balón al área, Montero tuvo dos atajadas monumentales. El rebote le quedó a González Lasso quien estaba debajo del arco y solo tuvo que saltar para cabecear y meter el balón al fondo.

Los locales se envalentonaron y trataron de buscar inmediatamente el segundo. El equipo dirigido por Alberto Gamero, ex Millonarios, recuperó un balón cuando el albiazul estaba saliendo, los dos centrales fallaron y Alex Castro venció en el mano a mano a Wuilker Faríñez que nada pudo hacer.

Jorge Luis Pinto no encontraba respuestas con los cambios, mandó a Jorge Rengifo para ser más vertical y desequilibrante. El Tolima seguía aprovechando los espacios en las espaldas y Faríñez volvía a ser figura nuevamente. Ante la imposibilidad el DT decidió poner a otro atacante e ingresó a Jader Valencia.

El juego seguía siendo muy friccionado, Millonarios no encontraba circuitos de juego y el césped del Nemesio parecía más un potrero de barrio. Los futbolistas ‘Embajadores’ mostraban impotencia en sus rostros y Gamero daba la orden de seguir apretando.

El partido terminó y firmó la primera derrota de Millonarios en su casa, en siete jornadas. A pesar del resultado el equipo albiazul sigue siendo el líder absoluto de la Liga, ahora deberá mejorar algunos aspectos para afrontar el último tramo del torneo.