LAS ARMAS DE GREGORIO PARA EL CLÁSICO

Llega una nueva edición del clásico capitalino, el tradicional encuentro entre azules y rojos, Millonarios vs Santa Fe, el partido que todos quieren ganar, el juego que paraliza a una ciudad entera y hace que la tensión suba a niveles exorbitantes.

El conjunto ‘cardenal’ llega con hambre de revancha, puesto que el semestre pasado tuvo un declive el cual le costó el campeonato. Pero vuelve renovado, con nuevo cuerpo técnico y refuerzos que seguramente poco a poco le devolverán la fe a los cientos de miles de hinchas del Independiente Santa Fe.

Gregorio Pérez, un técnico uruguayo con gran trayectoria, quien en su palmarés tiene 5 títulos, ya le está cogiendo la forma al juego ‘cardenal’. En los tres partidos que ha dirigido esta temporada, se le ha notado que es trabajador, que es un técnico pensante y alguien que lee bien los partidos. Con menos de un mes desde su llegada, ha hecho varios cambios en la nómina, como no depender de un volante de creación, aún teniendo a grandes hombres en ese puesto como Kevin Salazar y Omar Pérez, cosa que a mi me parece descabellada porque no habrá quien le de los balones a los delanteros, pero ya veremos como evolucionará.

Gregorio ha mostrado que lo primero que necesita en el equipo es formar una defensa sólida, así como lo logró su compatriota Gerardo Pelusso en su paso por Santa Fe. Para esto, cuenta con jugadores de buen temple como lo es William Tesillo, un jugador formidable, que tiene unas capacidades futbolísticas maravillosas, aunque viene de una larga lesión, es el ‘capo’ de la defensa ‘cardenal’. Su ausencia fue determinante en el semestre anterior. Héctor Urrego, un poco resistido por la hinchada, ya que por la falta de Tesillo, le correspondió ponerse el sector defensivo al hombro y se llevó la carga de varias derrotas. Pero no se olviden que fue quien le dio la novena estrella a Santa Fe. Viene renovado y posiblemente sea una buena opción para el timonel cardenal.

Otro jugador que ha venido formando carácter es Javier López, quien poco a poco se fue apoderando de la posición y hoy en día es un baluarte en la defensa ‘cardenal. Es un jugador fuerte, que se para bien y tiene un buen manejo de la pelota. No nos olvidemos de Moya,  un jugador de gran talla y de buena concentración, pero quien fue relegado por Costas y no le permitió explotar el talento que seguramente Gregorio sí aprovechará. Y eso sin hablar de Víctor Giraldo y Juan David Valencia, que han mostrado cosas muy buenas. Estoy seguro que con estos jugadores, Santa Fe le hará una muralla a la ofensiva del rival de patio.

En el mediocampo, Santa Fe va aceitando las piezas, Gregorio está probando cual es la alineación ideal, con Juan Daniel Roa, por la banda, jugador de ida y vuelta, tirando a ser más ofensivo y con llegada al área, con Baldomero Perlaza, quien le da un plus en el medio ‘cardenal’, es un jugador con buen pie y buena llegada, y lo principal, que en la contención es formidable, y más cuando juega con Yeison Gordillo, quien demuestra ser el líder en el medio. Kevin Salazar, el joven promesa, el ambidiestro con talento innegable, pero quien no se ha podido consolidar, pero parece que el dt confía en él y lo trabajará hasta hacer la mejor versión de Salazar. Tiene que trabajar en su debilidad física.

Jhon Pajoy, es uno de los nuevos jugadores, y llegó pisando fuerte al marcarle al Atlético Nacional en su debut. Es un jugador desequilibrante que probablemente hará que los ‘cardenales’ recuerden a Cuerito o a Luis Quiñones. La delantera, el mayor problema de Santa Fe, no quiero decir que tenga malos jugadores, si no que no les entra una. No se si sea tema de entrenamiento o de suerte, pero aún persisten los mismos problemas del semestre anterior. Stracqualursi, en una temporada, 1 gol. Lastimosamente para el argentino las cosas no han sido fáciles, pero para bien de él, la hinchada y el cuerpo técnico han puesto sus últimas monedas por él.

Morelo es la esperanza, volvió después de su paso por el exterior, pero infortunadamente se lesionó y estará dos semanas por fuera esperando el debut. Sin duda es una gran ayuda para el plantel, y seguramente contribuirá para subir el promedio de goles. Otro que se quedó en el club (porque se cayeron las negociaciones) es Anderson Plata, quien había ilusionado en su primera liga con Santa Fe, pero que este año ha estado paupérrimo en el ataque, no le sale una, la alegría en sus jugadas se apagó. Tuvo la chance de volver a marcar el miércoles pasado en Copa contra la Equidad, pero desperdició un penalti.

Un nuevo semestre, un nuevo clásico, la fe de la hinchada cardenal renace, y Gregorio Pérez se armará con lo mejor que tiene para quedarse con su primer clásico bogotano.

 

LO EXPRESADO ES ESTE ARTICULO ES UNA OPINIÓN PERSONAL Y NO COMPROMETE A SAQUE DE META.

daniel-rodriguez

Periodista deportivo Twitter: @DanielStivenR_

Leave a Comment

(required)

(required)