Inicio Eliminatorias Qatar 2022 La Colombia de Queiroz

La Colombia de Queiroz

89
0
Compartir

El combinado nacional empezó de buena forma estas Eliminatorias Rumbo a Qatar 2022. Colombia consiguió cuatro puntos producto de su victoria ante Venezuela en Barranquilla y del empate en Santiago ante Chile, pero ¿Cómo jugó realmente la selección? Acá lo analizamos.

Empezando en la parte de atrás con Camilo Vargas, su titularidad sorprendió a muchos en el país, puesto que en las anteriores convocatorias había sido Álvaro Montero el arquero que pintaba para ser el recambio de David Ospina, sin embargo, el profe Queiroz le dio la confianza al guardameta del Atlas y Vargas respondió bien. En general tuvo dos buenas actuaciones en el arco, muy sobrio y seguro en el momento en que lo exigieron, y a pesar de que recibió dos goles frente a Chile, no tuvo gran responsabilidad en ellos. Fue una buena prueba para el portero que espero por varios años su oportunidad y no defraudó.

La zona defensiva de la selección estuvo muy bien en Barranquilla con Mina, Sanchez, Mójica, Arias (que desafortunadamente no lo vimos mucho por su lesión) y Medina, Todos los jugadores estuvieron a la altura del compromiso, y pese a que Venezuela no tenía muchas armas en ataque para hacerle daño a Colombia, los defensores fueron prenda de garantía para sacar el cero en casa. Ya en el país austral cambiaron las cosas. Yerry Mina estuvo ausente por una molestia y en su lugar entró Jeisson Murillo, acompañando a Davinson, Stefan y Mójica.

La labor de ambos laterales fue para destacar, un ida y vuelta por toda la cancha y siendo determinantes en los ataques de Colombia, igual que en las coberturas cuando se proyectaba Chile. Stefan fue el artífice de la jugada del primer gol de la selección, recuperó un balón en una presión alta y le dio un pase a la cabeza de Lerma para poner en ventaja al cuadro cafetero, minutos después salió lesionado y ahí fue donde el equipo empezó a sufrir un poco el partido. Juan Guillermo Cuadrado pasó a ocupar la banda e ingresó Steven Alzate en el mediocampo. Colombia se desconcentró y llegaron los dos goles de Chile, uno por la vía del penal y el otro por un centro de Isla en el que falló Cuadrado y se la dejó servida a Alexis Sánchez para que pusiera a ganar a los locales. Salvo los 25 minutos de desconcentración en ese partido, la defensa tuvo una buena labor.

Pasando al mediocampo de Colombia, el eje del equipo fue Wilmar Barrios, acompañado de un Jefferrson Lerma, quien probablemente fue uno de los mejores (Si no el mejor) en la doble fecha de eliminatorias. El volante del Bournemouth tuvo una gran tarea en la mitad del campo recuperando y yendo al ataque con mucha peligrosidad y rapidez, hasta el punto de llegar solo a cabecear en el área y anotar el primero de Colombia en Santiago, además, generó opciones de riesgo con su remate de media distancia en un par de ocasiones. En Barranquilla Barrios y Lerma fueron unas murallas y todo balón que intentaba pasar lo cortaban. En el segundo juego, Barrios estuvo un poco más impreciso en los pases y se le notó solo tras el ingreso de Alzate y las subidas de Lerma, pero de igual manera estuvo bien parado y entrando con fortaleza en los duelos cuando era necesario.

Steven Alzate fue un punto alto tras reemplazar a Stefan Medina, el chico del Brighton jugó con personalidad un partido que así lo exigía y demostró por qué lo llamó Carlos Queiroz. 90% de efectividad en los pases contra Chile y una técnica exquisita para salir jugando desde atrás. Hizo sencillo el juego de Colombia, con dos o tres toques y pasando el balón hacia adelante y también volviendo muy rápido para colaborar en marca. Con tan solo 22 años, es una gran herramienta de cara al futuro de la selección nacional en la zona de volantes.

En el ataque de Colombia, se vio un equipo fuerte con James Rodríguez como el cerebro del equipo, sin brillar mucho, pero cumpliendo en su labor y conectando a los volantes con Duván Zapata y Luis Fernando Muriel que fueron mucho más determinantes en Barranquilla, pero no dejaron de aportar e Santiago. El ‘Toro’ haciendo su particular desgaste de defensas rivales y marcando el primer gol de las eliminatorias para los dirigidos por Queiroz. Muriel aprovechando sus chispazos de velocidad y anotando un doblete ante Venezuela, siendo la figura del partido. Los dos delanteros del Atalanta marcando la diferencia y desequilibrando en último cuarto de cancha.

Y otro no podía aparecer en el mejor momento para darle una alegría más al país, Radamel Falcao García, el máximo artillero de Colombia que fue suplente en ambos compromisos por el buen momento de Zapata, pero que entró al minuto 72 ante Chile, se puso la banda de capitán y en el 90+1 hizo su rugido número 13 en Eliminatorias CONMEBOL, convirtiéndose en el único colombiano en marcar en 4 Eliminatorias a mundiales y poniendo a gritar a toda Colombia el empate definitivo y el punto valioso conseguido en territorio austral. El impacto de Falcao en la selección, un estandarte que ya hizo historia con la tricolor y que selló en la noche de ayer un buen arranque clasificatorio para nuestra selección.

Colombia es tercera en la tabla de posiciones con 4 unidades y una diferencia de gol de +3, siendo superada solo por Brasil y Argentina que ganaron ambos encuentros y están a la cabeza. El equipo del portugués Carlos Queiroz tendrá un duro examen en las siguientes jornadas. El 12 de noviembre recibirá a Uruguay en el Estadio Metropolitano de Barranquilla, un seleccionado que llega con una dura derrota en Quito y no quiere perder más terreno y 5 días después, irá a enfrentarse a la difícil Ecuador de Alfaro, equipo que viene en alza y que parece haber encontrado una base de jugadores para pelear un puesto en Qatar 2022. Así es el balance de la Selección Colombia en el inicio de las eliminatorias más intensas del mundo.