Inicio Brasil El único ‘Rey’ que detuvo dos guerras

El único ‘Rey’ que detuvo dos guerras

577
0
Compartir

Pelé es el único jugador en ganar tres mundiales, fue el encargado de hacer famoso el número ’10’ y batió todos los récords en su momento para darle el trono del ‘Rey’ del fútbol. Pero más allá de la grandeza en la cancha, ‘O Rei’ también hizo historia fuera de ella.

Cuando el fútbol fue más importante que la guerra. 
Pelé (agachado) posa com o Congo Brazzaville. A presença do time do Santos no Congo, em 1969, parou a guerra civil no país por três dias Foto: Arquivo
Pelé agachado, posa con el Congo Brazzaville en la gira que realizó Santos en 1969. Foto: Archivo OGlobo

Año 1968: Tras un golpe de estado, Marien Ngouabi se hizo con el poder en el Congo Belga, al que cambió el nombre del país para llamarlo República Popular del Congo. En 1969, Santos de Brasil, llegó al país africano para jugar un partido amistoso invitados por el dictador y tentados por la alta suma de dinero, los directivos brasileños aceptaron con la excusa de llevar fútbol y al mejor equipo del momento a lugares recónditos en el mundo para que todos tuvieran la posibilidad de ver al ‘Rey’.
Lo que no sabían los dirigentes del Santos, es que el Congo vivia una revuelta y atravesaba una sangrienta guerra civil. Al aterrizar, toda la delegación brasileña fue informada de la situación, lo normal era darse la cancelación del partido, pero esta información llegó a la población que se alteró aún más al saber que no podrían ver a la figura de fútbol mundial, fue tanto el alboroto que tanto las fuerzas del Congo-Kinshasa (ex-Zaire) y Congo Brazzaville hicieron un pacto y de manera pacífica ambos bandos harían un alto al fuego para ver en el mismo estadio jugar a Pelé. Santos al final, terminó jugando tres partidos y mientras el Rey estuvo en el Congo, la guerra se detuvo. Una anécdota particular de ese dia la contó Gilberto Marques A Tribuna y quien fue el único periodista que asistió a la gira:

«Pelé, cansado de las patadas, se sentó en el campo, siendo inmediatamente imitado por sus compañeros de equipo. Sin saber qué hacer, el árbitro detuvo el juego.  luego le hicieron llegar una nota que venía de las gradas: ‘Santos de Pelé está aquí para dar un espectáculo. Si no aplicas las reglas del juego, vas preso’. Quien escribió y envió la nota al árbitro no fue otro que Marien Ngouabi».

 La segunda guerra que detuvo Pelé fue en Nigeria. La historia que lo hace único.

El día que Pelé y el Santos pararon una guerra en NigeriaContexto histórico: Durante 1967 y 1970, Nigeria sufrió una de las guerras más atroces de África. Uno de los golpes de estado se dió desde el Oriente, las ambiciones secesionistas dieron lugar a La República de Biafra, un pequeño país africano de 71.000 km2 y aproximadamente 18 millones de habitantes que duró solo 31 meses, a pesar del reconocimiento de algunos estados africanos y el apoyo tácito de países como Francia e Israel (naciones acostumbrados a la apropiación de territorios), el FMG (Gobierno Militar Federal) de Nigeria no permitiría la secesión del este, ya que era un punto rico en petróleo. Se estima que durante esta Guerra Civil en Nigeria, más de un millón de personas murieron en batalla, como resultado de la limpieza étnica , o debido al hambre que cobró la gran mayoría de las vidas. 

El ‘Gigante de África’ no se encontraba dentro de la gira del Santo por dicho continente, pero, ¿Cómo no ir al país más poblado de África? Yakubu Gowon era el líder de la resistencia en Nigeria y vio en Santos un buen aliado para traer un poco de tranquilidad a su nación, fue así que tras un jugoso contrato para el club brasileño, Pelé y el equipo aterrizaron en Laos

Durante la polémica gira por África donde el ‘Rey’ detuvo la guerra en el Congo, el ‘Todopoderoso’ Santos de aquella época aterrizó en Nigeria. La revista Time en 2005 publicó un artículo en el cual se cita que:  «Aunque los diplomáticos y emisarios habían intentado en vano durante dos años detener el combate en la que por entonces era la guerra civil más sangrienta de África, la llegada a Nigeria en 1969 de la leyenda del fútbol brasileña Pelé trajo un alto el fuego de tres días. Tanto el gobierno como la independizada República de Biafra aceptaron una tregua para permitir a su equipo, el Santos, jugar dos partidos de exhibición contra equipos locales. Durante 72 horas, el fútbol fue más importante que la guerra».