Inicio Colombia El fútbol femenino no es de ahora, tiene mucha historia

El fútbol femenino no es de ahora, tiene mucha historia

323
0
Compartir

Desde pasar por prohibiciones, vetos y estigmas, hasta consolidar el fútbol femenino como una bandera de lucha, empoderamiento y cambio en la sociedad.  

La historia del fútbol practicado por mujeres ha sido una lucha constante por su reconocimiento y valoración como deporte, plagada de barreras culturales y sociales. A pesar de ello, las mujeres han demostrado su resiliencia desde los inicios de este deporte hasta pasar por la prohibición que vivió en 1921.

El fútbol practicado por mujeres tiene mucha historia en el mundo. 

press cuttingEl 7 de mayo de 1881 se disputó el primer partido jugado por mujeres entre Escocia e Inglaterra en el estadio Easter Road de Edimburgo. Este hecho marcó el inicio de ocho partidos jugados entre mayo y junio de ese mismo año. Sin embargo, tuvieron que pasar 14 años para que se creara el primer equipo femenino de fútbol de la historia: el British Ladies Football Club, fundado por Nettie J. Honeyball y presidido por la aristócrata feminista Lady Florence Dixie. Dixie fue la primera mujer turista en la Patagonia. El Brithis Ladies jugó el primer partido oficial femenino el 23 de marzo de 1895 en Londres y ante 10.000 espectadores en el campo del Crouch End Athletic.

Dick, Kerr’s Ladies: «las pioneras del femenino a las que prohibieron jugar al fútbol»

Pero la época dorada del fútbol femenino llegaría en los años 20, con el surgimiento del Dick, Kerr’s Ladies Football Club a finales de 1917 en la fábrica de armamentos Dick, Kerr de la ciudad de Preston. Este equipo se caracterizó por sus entrenamientos profesionales, su elevada calidad técnica y por firmar a jugadoras de otros equipos, como lo hizo con su máxima figura, Lilly Parr, quien se convirtió en la primera mujer en ingresar al Salón de la Fama del Museo del Fútbol inglés.

El ejemplo de Dick & Kerr había inspirado a muchas otras mujeres y en sus empresas, comenzaron a crearon equipos de fútbol formados por ellas. El Dick, Kerr’s Ladies FC –ya bautizado así- jugó numerosos partidos amistosos y benéficos por todo el país con un gran seguimiento popular, como por ejemplo el que disputó el Boxing Day (25 de diciembre) de 1920, ante 53.000 espectadores (las crónicas cuentan que 14.000 personas más se quedaron sin entrada) en el estadio Goodison Park de Liverpool.

undefined

El éxito de este equipo fue superlativo, pues jugó 828 partidos, de los que ganó 758, empató 46 y perdió solo 24, anotando más de 3.500 goles. La mayoría de sus partidos tenían como fin la recolección de fondos para la caridad. Sin embargo, en 1921 la FA, la asociación de fútbol inglesa, tomó la nefasta decisión de prohibir el fútbol femenino, inventando causas de salud y justificándose con una doctora que apoyaba la tesis que las mujeres debían volver al hogar. La prohibición duró hasta 1971, cuando la FA finalmente levantó el veto a las mujeres

Fútbol femenino en Colombia- Tres mujeres fueron las abanderadas en cada región. 

Gracias a la prensa departamental se sabe que el fútbol practicado por las mujeres comienza su historia en Colombia un año después del fútbol masculino, así lo descubrió Gabriela Ardila Biela en su libro A Las Patadas que retrata las historia del fútbol femenino en nuestro país.

Las jugadoras fueron las encargadas de labrarse su propio camino, Amparo Maldonado fue la abanderada en el valle del Cauca y quien organizó el primer torneo regional y con ello el primer clásico entre Cali y América en 1971. «Nos decían ‘marimachas’, pero gracias a nosotras se empezaron a hacer torneos interligas y se empezaron a sumar más mujeres”. En una entrevista para el Espectador, recordó que «Desde los años 70 fuimos abriendo el camino. Se hizo el primer torneo femenino, en el que participamos 16 equipos. Creo que hoy en día ya estamos recogiendo algo de lo que las pioneras sembramos, de la insistencia, de querer que la Federación se apersonara del tema del fútbol femenino, cuando en el 91 se hace exactamente el primer torneo nacional, que fue en Medellín, en el cual Valle marcó la pauta. Venimos haciendo un gran proceso, un buen desempeño, puliendo los talentos que tenemos. Hay una fiebre del fútbol femenino fuerte.

Por Antioquia la pionera fue Liliana ‘Lilo’ Zapata, creadora de formas íntimas, primer equipo en ganar la Copa Libertadores en Colombia. Este equipo, se convirtió en un club cada vez menos aficionado y cada vez más competitivo, y bajo la premisa de que cada futbolista debía involucrar a su familia en su desarrollo deportivo y debía también continuar sus estudios académicos, el club ha formado a jugadoras que ahora mismo disputan la Copa Mundial de la FIFA, como Catalina Usme y Daniela Montoya, entre otras. El Comité Olímpico Colombiano, resalta de Lilo Zapata que «su rol como jugadora fue importante pero su rol como formadora de otras jugadoras fue imprescindible». 

En Bogotá donde no era bien visto que las mujeres jugaran fútbol, la vocera fue Myriam Guerrero aportando la formación que recibió en Lituania y Rusia en la universidad nacional en 1990 y es conocida como la ‘eterna capitana’ de la Selección. En entrevista para la Universidad Jorge Tadeo Lozano, la jugadora contó lo que sufrió en el primer partido- «Cuando me vieron en la cancha, me empezaron a tratar mal. ‘¿Quién dijo que las mujeres juegan fútbol? ¡Pareces marimacho! ¡Váyase para la cocina!’. Esas eran las mejores cosas que me gritaban. Afortunadamente, empezó a llover durante el partido y mis lágrimas se confundieron con la lluvia, mientras me decía que no me rindiera. Terminé el juego quebrantada, pero ganamos». Así recuerda Myriam Guerrero sus primeros triunfos en el fútbol tres décadas atrás, cuando era impensable que una mujer destacara en actividades que, se decía, eran sólo de hombres.

Adriana Pardo, Liliana Franco, Sandra Ortiz.
Claudia Díaz, Julieta López, Myriam Guerrero (C), Ernestina Vargas, Luz Grisales, Sonia Miranda.
Lina Quintero, Luz Peña, Duvis Ortíz, Olga Rojas, Grace Céspedes, Ruth Ortíz.
 Sonia Chalá, Nancy Mora, Sandra Vanegas y Sandra Valencia.
 DT Juan Carlos Gutiérrez.

La primera selección colombia que debutó a nivel internacional fue en 1998 en el sudamericano de Mar de Plata en Argentina, esta selección no era profesional pero comenzó a representar a todas aquellas que veían y ven en el fútbol femenino una pasión y una profesión, la capitana precisamente fue Guerrero. El primer partido tuvo como resultado 4-1 a favor de la ‘Tricolor’ sobre Venezuela. Desde allí poco a poco han ganado terreno hasta el comienzo de la primera Liga Femenina en 2016.