Inicio Uncategorized El fútbol con causa social y plataforma de cambio

El fútbol con causa social y plataforma de cambio

137
0
Compartir

Jugadores que decidieron ir más allá del deporte y ser la voz de muchísimos a nivel mundial para lograr un poco de equidad.

El fútbol muchas veces va más allá del marketing deportivo del día a día, algunos jugadores han decidido ir más allá y en lugar de jets privados o autos lujosos, han levantado la voz por las minorías, y otros han invertido su dinero en plataformas contra el cambio climático y el ayudar al medio ambiente.
Marcus Rashford es el último jugador que por medio de su imagen y su posicionamiento a nivel mundial ha logrado ganar el partido de la niñez frente al gobierno británico de Boris Johnson, quien fustigó a sus diputados para que votaran en contra de una moción del partido laborista para ampliar el programa de comidas escolares gratuitas, debido a esto, el delantero del Manchester United utilizó sus redes sociales para impulsar una campaña que consiguió un millón de firmas para apoyar su petición, no solo los hinchas del fútbol y gente común sino empresas, restaurantes y compañías como McDonald’s y Weetabix se unieron a su voz para que el gobierno británico cambiará su posición, así pues Boris Johnson tuvo que ceder a la presión y se ofrecerán menús escolares gratuitos a los alumnos más vulnerables en UK, una medida que beneficiará a 1,7 millones de niños en los próximos 12 meses. La acción de Rashford fue aplaudida hasta por su rivales, así lo expresó el Everton al finalizar en el partido ante el Manchester United.

Juan Mata es otro crack dentro y fuera de la cancha, con su equipo el Manchester United. El español fue el creador de Common Goal en 2017, una iniciativa que invita a cualquier futbolista del mundo a donar el 1% de su sueldo a una causa solidaria, la idea fue apoyada por grandes estrellas del fútbol a nivel mundial. El balompié se ha convertido en mucho más que un deporte, en una vía de escape para todo el mundo.

Common Goal me genera muchas más alegrías que el fútbol, los goles y los títulos», confesó.

Samuel Eto’o el mejor futbolista camerunés es un bastión en su país para el apoyo y la ayuda a la población; alimentación, salud y educación son las banderas de su fundación. Esta ONG concede 50 becas a los mejores estudiantes de la universidad de Yaundé, y tiene escolarizados a todos los futuros futbolistas y las jóvenes balonmanistas. Cuenta con dos centros de salud, un hospital, y reparte material y medios sanitarios para la población de la capital del país africano. El apoyo de Samuel Eto´o para su país es tan grande que con el fin de proteger a los niños huérfanos, se construyó un orfanato para recibir a todos ellos y darles educación.

Un gesto que cambió la vida. El ex delantero del Barcelona, en 2017 se encontraba en la ciudad de Abiyán en Costa de Marfil, Eto’o narró así lo sucedido, «Había terminado de hacer recados para mi esposa, me subí al auto y un joven marfileño me vino a buscar: tenía miedo, pero él fue educado e inmediatamente me calmé”, cuenta que el joven le pidió un préstamo ya que no conseguía empleo y le dijo que tenía un proyecto, así fue que el goleador le entregó un cheque por 4.500 euros, intercambiaron números y al cabo de un año, su ayuda se había transformado en una ferretería y dos taxis que empleaban a 25 personas más.

Getty Images
Hector Bellerin, jugador español del Arsenal y desde este año copropietario del Forest Green Roverts el único equipo vegano del mundo y que impulsa a través de energías renovables un cambio consciente y amigable con el medio ambiente, además, Bellerín es uno de los futbolistas que utiliza su altavoz mediático para ser útil a la sociedad una vez finalizados los partidos. Porque es en la calle donde se disputan los encuentros más importantes, el lateral es un impulsor de detener los insultos machistas y homófobos en el fútbol al romper los esquemas y vestir de colores y trajes completamente rosa, que se supone en el mundo de los hombres no se ve bien visto, en varias declaraciones ha dejado claro que “Un futbolista no tiene que ser un macho alfa”, durante una charla con el actor cómico Romesh Ranganathan en The Guardian. También aseveró que “Hasta hace poco, los futbolistas teníamos que hacer como si la depresión o la soledad no existiese. No se nos permitía llorar”. Otro ejemplo a nivel mundial del futbolista es que anunció hace unas semanas que plantará 3.000 árboles en el Amazonas por cada victoria del Arsenal en lo que resta de temporada. 

Mathieu Flamini no solo es el futbolista más rico del mundo, sino que es uno de los fundadores de la empresa GF Biochemicals, que tiene un valor en el mercado de más de US$30.000 millones, una empresa que busca alternativas sostenibles al petróleo. GF que creó junto a Pasquale Granata, produce ácido levulínico, un químico que ha sido identificado por el Departamento de Energía de Estados Unidos como una de las 12 moléculas clave que podrían ayudar a desarrollar un mundo más «verde». Esto es de máxima importancia, ya que el fútbol y los futbolistas son uno de los actores que más daño hace al medio ambiente sin saberlo, jugadores como Heung-Min Son, con cerca de 89.000 kilómetros recorridos en vuelos de avión, o lo que es lo mismo sumó en viajes lo que se emite al fabricar 90.200 botellas de plástico.

Megan Rapinoe es un ícono del fútbol femenino, la futbolista ha alzado su voz por la desigualdad, Rapinoe ha luchado por la visibilización de muchos colectivos minoritarios y se ha mantenido firme en su férrea lucha por los derechos humanos y la igualdad salarial dentro del fútbol. En 2019 alzó la voz por muchas y muchos, ante el presidente Donald Trump ha declarado que este es es sexista, misógino y racista. Así mismo alzó la voz y exigió a la FIFA recalcando la necesidad de una igualdad salarial entre hombres y mujeres antes de que Gianni Infantino, presidente de la FIFA, repartiera los premios del campeonato mundial donde fue campeona con su selección y mejor jugadora. Rapinoe fue una de las primeras futbolistas famosas en aparecer en la revista Gay Out y es embajadora de Athlete Ally, un grupo que busca que todos los atletas tengan el mismo acceso al deporte, sin importar el género o la orientación sexual. 

 “Supongo que, por el hecho de ser mujer y homosexual, siento una mayor empatía respecto a las personas que no se encuentran en una posición dominante. A mí me pareció una obviedad. Cuando alguien se ahoga, ¿vas a ayudarle o te quedas en la orilla?”

Megan tambien es asesora de la empresa Mendi, una compañía enfocada en la producción de productos de CBD para la recuperación de atletas.
Didier Drogba, uno de los mejores si no el mejor jugador del Chelsea y de Costa de Marfil ha trascendido más allá del deporte, el delantero y goleador, ayudó a detener una guerra civil en su país, una guerra civil dividió al país africano en 2002, con el presidente Laurent Gbagboal mando de la zona sur y la facción rebelde conocida como ‘Las nuevas fuerzas de Costa de Marfil’, liderada por Guillaume Soro, asentada en el norte, en el 2005 Drogba lideró la clasificación de Costa de Marfil por primera vez para un mundial, el de Alemania 2006, en los festejos y frente a las cámaras que transmitían a todo el país, tomó el micrófono y en lugar de hacer lo tradicional de todos los futbolistas, Didier dio un pequeño discurso de unión para su nación:

«Ciudadanos de Costa de Marfil, del norte, sur, este y oeste, les pedimos de rodillas que se perdonen los unos a los otros. Un gran país como el nuestro no puede rendirse al caos. Dejen las armas y organicen unas elecciones libres»,

Afirmó el delantero del Chelsea inglés. Nueve días después, los dos bandos en discordia acordaron el cese del fuego e iniciar diálogos. Luego de la participación en el mundial en 2007, Drogba solicitó que el partido ante Madagascar se disputará en Bouaké, cuartel general de los rebeldes, eso exigía que el gobierno estuviera en el mismo lugar que sus rivales pero ganó el fútbol,  “Ver a los bandos juntos cantando al unísono fue muy especial. Sentí que Costa de Marfil volvió a nacer”.  Aparte de esto, el goleador y campeón de Champions League también  apoya por medio de su fundación a la educación y desarrollo de la niñez en su país, ha construido hospitales, escuelas y orfanatos y también se hizo cargo de pagar el tratamiento de Yao, un  niño con leucemia el cual tuvo que ser trasladado a Ginebra para ser cuidado.  La última campaña de la que ha hecho parte el ex jugador es luchar en contra de la malaria, que afecta principalmente al continente africano.