Inicio Liga Águila El ‘ajedrezado’ bogotano

El ‘ajedrezado’ bogotano

323
0
Compartir

Boyacá Chicó tiene sus orígenes en un barrio del norte de Bogotá.

Todos conocen al Boyacá Chicó como uno de los equipos de Tunja, la capital de Boyacá, un conjunto que tiene un titulo en la primera división del fútbol colombiano, que consiguió por allá en el 2008, y que ha sido protagonista en varias ocasiones, inclusive, que ha llegado a jugar la Copa Libertadores, y que hoy en día disputa la segunda división, o el llamado Torneo Águila. Pero ¿sabían que sus orígenes fueron en Bogotá y que llegó a disputar la tercera división?

Chicó FC, así se empezó a llamar a finales del siglo pasado, exactamente en 1998, cuando Eduardo Pimentel, ex futbolista profesional, decidió crear un equipo de fútbol para jugar en la tercera división. Su nombre se dio en honor al barrio Chicó, el cual queda ubicado en el norte de la capital colombiana. El estadio ‘campincito’, el ‘Olaya Herrera’, ‘Los Zipas’ y el Alfonso López (U. Nacional) fueron sus primeras sedes.

Primer escudo del Chicó FC

En el 2000, Chicó FC se coronó campeón de la primera C (cuando aún daba ascensos y descensos) y obtuvo su lugar en la segunda división. Ya en la primera B, Chicó FC se empezó a labrar su propio camino al convertirse en uno de los equipos más competitivos del certamen. Su debut en la categoría fue el 18 de marzo del 2001 cuando venció 1-0 al Fair Play de Chia. En su primera temporada logró clasificarse a los cuadrangulares finales junto al Deportes Quindío, Rionegro y el Unión Magdalena. En el 2002, también fue protagonista del torneo pero no obtuvo el ascenso, el cual consiguió el ya desaparecido Centauros de Villavicencio. A partir de ese año, su nombre pasó a ser Bogotá Chicó Fútbol Club.

Bogotá Chicó FC 2003

El 2003 fue su gran año, ya que bajo las ordenes de Eduardo Pimentel y el patrocinio de la empresa local ‘Manpower’, logró clasificar a los cuadrangulares finales en la séptima posición con 44 unidades. Su grupo lo compartió con Patriotas, Itagüi y Expreso Rojo, donde logró la primera posición y su pase a la gran final. Los Pumas de Casanare fueron sus rivales en la final, a los cuales los ‘ajedrezados’ lograron vencer 2-1 en el marcador global. El primer encuentro se jugó en el estadio Alfonso López de la Universidad Nacional, y finalizó 1-0 a favor de los ‘ajedrezados’, y en el juego de vuelta en la ciudad de Yopal terminó en empate a un gol, el cual le dio el título al Bogotá Chicó FC.

Nómina campeona: 

Andrés Aguilar, Carlos Aponte, Andrés Asprilla, Silvino Caicedo, José Ignacio Castelblanco, Nilson Cortés, Wilmides Cotes, Jhon Fredy Espitia, Jorge Farfán, Leiner Gómez, Anuar Guerrero, Claudio Hernández, Alexander Hurtado, César Augusto Hurtado, Oscar Leyva, Alexander Lozada, Harrison Martínez, Walter Matíz, José De Los Ángeles Mena, Armando Navarrete, Rubén Dario Ochoa, Santander Ospina, Colmes Quintero, Wilson Rodríguez, Cesar Rodríguez, Armando Hoyos, Fernando Salazar, William Sánchez, Adelmo Vallecilla y Luis Alfredo Yanez. DT: Eduardo Pimentel.

En el 2004 se dio su primera participación en la primera división (Copa Mustang), y se convirtió en el tercer equipo de la capital. El 8 de febrero del 2004 jugó su primer encuentro ante el Junior de Barranquilla en Bogotá. Dicho partido finalizó 1-1. El estadio El Campín y el estadio de la Universidad Nacional fueron sus recintos en la primera división, e hizo historia al clasificar a los cuadrangulares finales del torneo apertura, ya que ocupó la octava casilla con 27 unidades. Cabe anotar que fue el único conjunto bogotano en hacerlo, ya que Santa Fe y Millonarios quedaron eliminados. En los cuadrangulares compartió el grupo B junto al Medellín, Once Caldas y Deportivo Cali. Se ubicó último con 7 puntos.

Bogotá Chicó FC 2004

El equipo se salvó del descenso para el 2005, y su mayor accionista, Eduardo Pimentel, tomó la decisión de trasladar el equipo a la ciudad de Tunja por la falta de apoyo en Bogotá. Desde dicho año, el equipo ‘ajedrezado’, disputa su partidos en el estadio la Independencia, donde en el 2008 se coronó campeón de la máxima categoría del FPC.