DE LA MANO DEL ‘MESSI JAPONÉS’ ESTARÍA EL RECAMBIO DE LA SELECCIÓN DE JAPÓN

LA SELECCIÓN JAPONESA DE FÚTBOL HA CERRADO EL CAPITULO DE RUSIA 2018 Y YA MIRA HACIA EL FUTURO.

Los ‘Samurais Azules’ realizaron un gran Mundial de fútbol al clasificar a los octavos de final como segundo del grupo H con 4 puntos, saldo de una sorpresiva victoria 2-1 ante Colombia, un empate a dos tantos ante Senegal y una derrota por la mínima diferencia ante Polonia. Posteriormente fueron los encargados de hacer pasar colores a la encopetada Bélgica en los octavos de final, ya que realizaron un gran partido y estuvieron a nada de hacer historia y pasar a cuartos, lamentablemente para ellos perdieron 3-2.

Foto: Getty Images

Ya para los ‘nipones’ Rusia 2018 ha finalizado y pasará a ser una anécdota más en su historia, pero el fútbol no para, ya que a la vuelta de la esquina deben afrontar la Copa Asiática y necesitan realizar los cambios necesarios para suplir las ausencias que la actual generación dejará, como la de Keisuke Honda, el mayor anotador de la selección en Copas del Mundo, quien informó su retiro del combinado asiático después del encuentro ante Bélgica, a este se le sumó la renuncia de Makoto Hasebe, capitán durante 3 Mundiales y baluarte del mediocampo. Shinji Okazaki, uno de los artilleros de la selección disputó su último Mundial, ya que tiene 32 años y es poco probable que le alcance para Qatar 2022. El guardameta Eiji Kawashima, quien tiene 35 años, tampoco sería parte del nuevo ciclo japones; ni Yuto Nagatomo, ex jugador del Inter de Milán, quien tiene 31 años lo que hace que le quede complicado asistir a la cita en el 2022. Gotoku Sakai, de 27 años, es otro de los jugadores que ha anunciado su retiro de la selección.

A pesar de estas dolorosas ausencias se pinta un futuro promisorio para Japón, ya que cuenta con incontables jugadores jóvenes con gran talento que dentro de poco empezarán a brillar en el fútbol europeo. Uno de estos es Takefusa Kubo, llamado como ”el messi japonés’, un joven de tan solo 17 años que desde muy niño hizo parte de las categorías menores de FC Barcelona, lleno de rica técnica, agilidad, buen control de balón, mago de los regates y con excelente definición. Por ser menor de edad le tocó salir del club ‘blaugrana’ y regresar a su país, específicamente al FC Tokyo, club donde debutó profesionalmente hace unos meses y ya hace delirar a directivas de varios clubes para tener sus servicios como PSG, Real Madrid e incluso a los del Barcelona, quienes lo quieren de regreso cuando cumpla la mayoría de edad. Kubo es la sensación en el país asiático, y por ende es una de las esperanzas de Japón para Qatar 2022. Takefusa también hace parte del seleccionado nipón en la categoría Sub-20.

Takuhiro Nakai, apodado como el ‘pipi’, es otra de las joyas del país del sol naciente, con solo 15 años hace parte de las divisiones menores del Real Madrid. Nakai deslumbra con su técnica y sus diferentes clases de regates que partido a partido hace, hasta el punto de hacer que en su país sea considerado como un diamante en bruto que en pocos años sería una estrella del fútbol internacional. En el cuadro ‘merengue’ indican que ‘pipi’ tiene un talento único, algo que poco se ve en el balompié asiático, incluso hace unos días fue apadrinado por Takashi Inuí, quien milita en España y fue figura del seleccionado mayor en la Copa del Mundo de Rusia 2018.

Además, hay otros tantos jugadores que esperan consolidarse en la selección mayor como Shoya Nakajima, centrocampista de 23 años que juega en Portugal, Ryo Miyaichi, extremo de 25 años que fue parte del Arsenal de Inglaterra y ahora juega en el FC St. Pauli de Alemania, Takumi Minamino, delantero de 23 años quien milita en Red Bull Salzburgo, y Ritsu Dōan volante de 20 años que juega en F.C. Groningen de la Eredivisie Holandesa. No se puede negar que la Selección Japonesa de Fútbol tiene un gran futuro por delante.

daniel-rodriguez

Periodista deportivo Twitter: @DanielStivenR_

Leave a Comment

(required)

(required)