Inicio Fútbol Cuando el clásico capitalino le rindió homenaje a Pelé

Cuando el clásico capitalino le rindió homenaje a Pelé

362
0
Compartir
Pelé fue ovacionado en El Campín. Foto: Gol Caracol

El 17 de enero del 2010 los dos equipos bogotanos se citaron en El Campín para disputar un trofeo del Banco Santander, marca patrocinaba a Edson Arantes Do Nascimento, Pelé.

Alrededor de 20 mil aficionados de ambos equipos y otros que solo venían por la sencilla razón de ver al mejor jugador en la historia. El torneo era amistoso, a un único partido y el ganador se llevaba el trofeo más una ganancia económica, situación que aprovecharon los equipos para darle rodaje a jugadores jóvenes.

Pese a tener uno que otro jugador experimentado, prácticamente los dos equipos jugaron con sus nóminas sub 20, futbolistas que no habían hecho su debut profesionalmente. Por lo que el estadio no copó su capacidad, además de las obras que se iniciaron en el ‘Coloso de la 57’ con motivo del Mundial sub 20 en el 2011.

El juego fue bastante parejo. En la primera parte Millonarios se fue al frente con un gol de José Cuero, uno de los pocos jugadores experimentados. Los ‘Cardenales’ tuvieron más ímpetu, fueron más directos y a través del juvenil Juan Nieto logró igualar el partido, que era presenciado en los palcos por O’Rei.

El astro brasileño había salido momentos previos al inicio del encuentro para saludar a los aficionados y repartir algunos artículos de la marca. Para el segundo tiempo los equipos tuvieron algunas modificaciones pero mantuvieron la idea de que fuesen juveniles.

El partido tuvo el mismo trámite, una que otra acción de peligro y algún destello de los jóvenes que se arriesgaban por mostrar un buen nivel y entrar al primer equipo. A falta de 9 minutos para que finalizará el encuentro un canterano ‘Embajador’ marcó el segundo gol para los albiazules, cerrando el marcador y dándole la victoria a Millonarios.

Una vez terminado el partido Pelé volvió a ingresa al terreno de juego para entregar los premios y tomarse una foto con los jugadores capitalinos. Los jóvenes no podían ocultar la cara de felicidad ante la instantánea con el ex futbolista del Santos. Además toda la tarde transcurrió con tranquilidad y no se presentaron desmanes entre las barras en las zonas aledañas del estadio.