Inicio Liga Águila Celebración agridulce para el cardenal en el Pascual

Celebración agridulce para el cardenal en el Pascual

93
0
Compartir
Foto tomada de: Instagram Oficial Dimayor

Empate sin goles en el Valle del Cauca para americanos y leones en un duelo especial por el cumpleaños 78 de Independiente Santa Fe

Celebración dividida para Independiente Santa Fe que tuvo que jugar su duelo de la séptima jornada de la Liga Águila en condición de visitante y ante un rival de los más complicados en el momento, afrontó nada más y nada menos que el clásico de rojos, donde lo esperaba el América en el Pascual Guerrero en un auténtico duelo con historia.

Sin duda alguna esta visita para Santa Fe no resultó nada fácil, como bien se dice: tuvo que sudar la gota gorda para poder rescatar siquiera un punto de suelo vallecaucano. Demostración de ello fue desde el arranque del encuentro, donde el América era el de las ideas, el que propuso casi 20 minutos y donde hasta el minuto 23 llegó la primera aproximación cardenal con un tiro libre de Luis Manuel Seijas y sin marca ni referencia alguna no pudo cabecear con eficacia el zaguero Carlos Henao.

Justamente Henao, además de esta oportunidad, se vio ordenado tanto en ataque como en defensa, incluso tuvo otra chance clara cerca del minuto 35 cuando Juan Daniel Roa, que estuvo impreciso en sus pases, alcanzó a rescatar una pelota y tras rebotarla en un jugador del América, generó la oportunidad para el defensor cardenal que le pegó de zurda y su pelota pasó cerca del pórtico local.

Esto fue una muestra del Santa Fe sin un conductor claro, que diera las ideas, sino un equipo que le apostó al juego colectivo y en especial a las famosas transiciones que fueron el arma principal, a pesar que los bogotanos perdieron a su capitán, Luis Manuel Seijas al minuto 40 tras un choque con Carlos Sierra que lo sacó del juego y le dio la oportunidad al habitual revulsivo John Velásquez.

Foto tomada de: Futbolred

El complemento fue mucho más disputado aún y en especial para Santa Fe, esta vez no se mostró tan tímido y sin tanta gana de esperar, fue más aguerrido en todas sus líneas, muy ordenadas del medio hacia atrás, donde su mayor padecimiento fue el juego aéreo y la banda derecha, donde siempre eran objeto de riesgo los ataques del lateral por ese costado y las variantes de los volantes ofensivos del equipo del “Pecoso”.

Incluso pasó inconvenientes a los 65 minutos cuando Fernando Aristeguieta recibió nuevamente desde el costado derecho el esférico por el suelo y le pegó haciendo retumbar el palo del pórtico del joven Geovanni Banguera, siendo la ocasión más clara del juego, además de otra que tuvo con un disparo rastrero a los 71 minutos que pudo ser gol por muy poco.

La única con clara para los dirigidos por Gerardo Bedoya, que ya empieza a mostrar mejores cosas, nuevamente fue en una acción de contra, luego de un buen robo de balón al minuto 80 de Edwin Herrera, quien avanzó, se la cedió a John Velásquez último vio casi que sin marca a Arley Rodríguez que a pesar de la velocidad para encarar rumbo al arco terminó con una definición poco certera y desperdiciando una muy clara aproximación para gol que fue presagio para un 0-0 disputado pero poco útil.

Lo bueno: Se vio un equipo que al apostarle a estas transiciones no resultaron siendo una mala idea, además de un Baldomero Perlaza y Andrés Pérez muy guerreros en la primera línea de volantes, esto de la mano con versatilidad de Fabio Burbano y una defensa ordenada, por lo menos los zagueros.

Lo malo: La lesión de Seijas mermó para el complemento, además de un Herrera que aún le falta más marcaje y un Arboleda no en su mejor nivel, pero sin dudas la gran carencia hoy por hoy es el frente de ataque, donde no hay un definidor claro, donde con falso 9 o con 9 en sí poco y nada se resuelve. NO SE DISPARÓ EN SÍ AL ARCO RIVAL, fueron 9 oportunidades pero ninguna al pórtico y son 7 fechas SIN ganar (5 empates – 2 derrotas).

*NOTA ESPECIAL: Los 78 años que cumplió un histórico como Independiente Santa Fe.