Inicio Atalanta Atalanta está listo para recibir al Real Madrid…Muriel, Iličić y Zapata son...

Atalanta está listo para recibir al Real Madrid…Muriel, Iličić y Zapata son sus mejores armas

698
0
Compartir

Pese a la lamentable despedida del Papu Gómez y un inicio de temporada trastabillado, Atalanta contra todo pronóstico ha logrado navegar la intrincada marea, cuyas briosas olas fueron superadas en un complejo grupo en Champions, y en liga, un modesto 5 lugar fue posible a pesar de los trompicones iniciales en Serie A. Contra Napoli, la “Dea”-apodo de Atalanta- hizo valer su acepción de equipo verraco, y logró tras la roja a su entrenador, fraguar un resultado más que meritorio. Con el 4-2 conseguido frente a los dirigidos por Gennaro Gattuso, Atalanta se embolsa 3 importantes puntos, que en la tabla general los posicionan como 5; a 10 puntos del primero (Inter) y a 6 del segundo (Milán).

En Champions Gian Piero Gasperini y compañía tienen una difícil pugna, la cual, cruza sus aspiraciones de gloria con las del Real Madrid, que aparentemente se emplaza como el posible ganador de aquella contienda, más aún, a tenor de Rushbet (casa de apuestas) los “Blancos” son favoritos con una cuota de 3.00 y la “Dea” solo ve posibilidades con una cuota de 2.32. Sin embargo, aquí las apuestas valen una severenda “Monda”, pues, Atalanta siendo ínfimo club para la opinión popular, resulta ser uno de los conjuntos más complejos a la hora de encarar. Empezando por su concepción táctica, donde los laterales se convierten en delanteros, o la presión y dinamismo que se genera en el campo es avasalladora. De ahí que, sea el segundo equipo con más goles convertidos en Serie A: 53 tantos anotados y un promedio de expectativa de gol de 48.70 por partido. Así mismo, sus números ofensivos incrementan, ostentando en su haber 69 ocasiones claras creadas y 12.0 disparos por partido.

Sin lugar a dudas, Atalanta es un equipo cuyo ataque promete enrevesar las defensas rivales. Todavía más la guardia Madrileña, que deberá apañárselas con tres de los mejores jugadores de dicho equipo: Por un lado Muriel, quien ha tenido una campaña pletórica en liga italiana, donde registrar la increíble suma de 14 goles en 23 partidos, lo cual equivale al 26% de cuota goleadora en su club. Sumar que, es el jugador con la frecuencia de goles por minuto más alta de la competición-solo necesita de 53 minutos para anotar uno o más goles-.

En la otra banda se haya Duván Zapata, cuya figura no necesita presentación para hablar de su grandeza, ya que, en tan solo dos temporadas ha labrado un nombre importante en el club: No solo es el máximo goleador extranjero del equipo, con 60 goles, sino también, está a punto-si el día de hoy marca un nuevo tanto- de convertirse en el segundo máximo goleador de la institución; solo necesita de dos tantos para superar al ya fallecido Severo Cominelli. Esta temporada, Duván registra 9 goles, 5 asistencias y 11.08 goles esperados por partido; apelando a las comparaciones, sus “Expected Goals” son mucho más altos que los de Ciro Immobile, con 9.13 goles esperados, y similares a los de la estrella “Nerazzurri” Lautaro Martinez (11.18 Expected Goals).

Por último, pero no menos importante, se halla Josip Iličić, quien tras superar el coronavirus y rehabilitarse de una dura depresión, ha recuperado su mejor forma y nuevamente se convierte en una pieza fundamental para su equipo. Pese a vislumbrar el partido del domingo desde la grada, el Esloveno acumula números impecables: 2.4 pases clave y 13 ocasiones creadas por partido, más 4 goles y 5 asistencias en serie A. Así mismo, es el 3 máximo goleador de su club, con 55 dianas; -que si marca 5 goles mañana empata a Duván Zapata en la tabla de máximos goleadores en la historia del club-

Real Madrid, ganador de 13 Champions, siendo 3 de ellas de forma consecutiva, se alza como un rival complejo y de sumo prestigio. Sin embargo, Atalanta no se queda atrás y tiene una gama de estrategias y jugadores capacitados para poner en aprietos al equipo “Blanco”…Duván Zapata, Muriel e Iličić son sus mejores armas, preparadas y a la orden para desenfundar toda su pólvora y casta goleadora, en un encuentro más que retador.