Antonio de La Hoz, de campeón a entrenador del león

UNA LEYENDA EN LOS INICIOS DEL FÚTBOL PROFESIONAL COLOMBIANO, QUE ADEMÁS DE SER CAMPEÓN CON SANTA FE, SUPO BRILLAR Y DESTACARSE EN LA SELECCIÓN COLOMBIA, ADEMÁS DE SU POSTERIOR CARRERA COMO ENTRENADOR

Panorama

Oriundo de Barranquilla, en la Costa Atlántica colombiana, Antonio Julio de La Hoz, como es su nombre completo, empezó poco a poco a hacerse un lugar en el fútbol colombiano, primero en la época amateur que vivió Colombia, donde durante 5 años, desde 1.942 hasta 1.947 anduvo en sus filas, en un equipo que le dio además de un prestigio, la oportunidad de ir a la Selección Colombia, en una época donde el combinado nacional estaba empezando a integrarse a los torneos continentales a nivel de selecciones.

A pesar que a Colombia no le fue bien en la Copa América de 1.945, donde tras perder con potencias en aquel momento y tener que jugar un como la Copa Mariscal Sucre que enfrentaba a los equipos bolivarianos e incluso conseguirla, ahí Antonio de La Hoz logró destacar y así generar que equipos que se preparaban para comenzar la liga profesional se fijarán en él, especialmente Independiente Santa Fe.

SU ARRIBO AL ELENCO CARDENAL

El Espectador

Luego de su destacada participación con el combinado patrio, al barranquillero le llegó su primera gran oportunidad a nivel de clubes, Santa Fe fue el equipo que decidió otorgarle la confianza y así formar un equipo muy destacado para el momento. Además de las figuras de Jesús María Lires López, el argentino Germán “cabecita de oro” Antón, el golero “Chonto” Gaviria o Rafael Prieto, De La Hoz logró impulsar el medio campo muy destacado junto con Luis Fisco y Lorenzo Delli, dos jugadores top en aquel entonces y que eran habituales protagonistas en las hazañas cardenales.

Tras 18 partidos en esa campaña, traducido en que disputó todos los juegos de aquel primer certamen, De La Hoz se consagró campeón de la primera liga profesional de fútbol en Colombia, donde fue de los volantes de marca más destacados y generó aún mayor admiración en el país. Tras salir campeón, el volante estuvo un año más en las filas del elenco capitalino, saliendo tercero en el campeonato de 1.949 por detrás de Millonarios y el Deportivo Cali, aunque siempre siendo un referente en el medio campo.

Luego de su etapa gloriosa en el león, De La Hoz decidió regresar a su natal Barranquilla para jugar con el Sporting, en donde estuvo hasta 1.953 cuando por problemas financieros el elenco de la costa desapareció y el campeón del 48 tuvo que emigrar al Cúcuta, equipo donde no desentonó y estuvo durante el resto de 1.953.

Finalmente en 1.954, tomó la decisión de cerrar su carrera en el equipo que le dio la gloria, Santa Fe y allí estuvo gran parte de 1.954, dejando en definitiva un legado destacado, disputando 52 partidos e incluso anotando 4 goles.

De la cancha a los banquillos …

El Heraldo

Tras una carrera donde en los equipos que estuvo, incluyendo sus apariciones con la Selección Colombia, logró sobresalir, el mediocampista no quiso alejarse de los terrenos de juego y decidió quitarse los cortos para ser entrenador. Justamente en 1.954 tomó las riendas del elenco capitalino aunque su rendimiento no fue el más destacado, ocupando un 10° lugar, el peor desde la aparición en el profesionalismo.

Sin embargo luego de tomarse un receso en 1.955, para el año siguiente las directivas decidieron traerlo nuevamente y durante 2 años le dieron la oportunidad, con un 12° lugar en el 56 y un nada despreciable 7° puesto en el 57, decidió no continuar, aunque dejó buenas cosas para el posterior título de 1.958, logrado bajo la batuta del chileno Julio Tocker.

Además de los cardenales, De La Hoz dirigió al Unión Magdalena (al que le dio su único título en 1.968) y también todo esto le abrió las puertas para ser el entrenador tanto de la juveniles como la mayor de la Selección Colombia.

*Dirigió a Independiente Santa Fe en 68 partidos.

Attachment

juan-david-forero

Periodista de saquedemeta.co - Twitter: @JuanDforero

Leave a Comment

(required)

(required)