Inicio Fútbol Sufrido empate

Sufrido empate

186
0
Compartir
El clima no ayudó al equipo 'Embajador'. Foto: Millonarios FC.

Millonarios se llevó un difícil punto del Pascual.

Jorge Luis Pinto sorprendía desde el arranque al poner tres defensores centrales, Rambal, De Los Santos y Payares. Esta formación la planteaba el estratega para soltar a sus laterales sin que tengan mucho compromiso en marca, y tener a dos creativos como Macalister y Montoya.

El juego se retrasó media hora ya que cayó un diluvio impresionante en el estadio de Cali, por lo que las condiciones del gramado no eran las más optimas para desarrollar un juego fluido. Desde el comienzo empezó a verse un partido muy físico y por momentos los jugadores luchaban más contra el agua que contra el rival.

Así que la opción más fácil para ambos fue apostarle a las transiciones rápidas y ahí tuvimos un partido de ida y vuelta. Cada onceno tuvo acciones de peligro en el área rival, en los primeros minutos sería más para el equipo ‘Embajador’, pero con el pasar de los minutos la figura del juego sería Wuilker Faríñez.

El portero atajó tres jugadas claras de gol que dejaban mucho impotencia en los jugadores del equipo escarlata. Mientras por la visita González Lasso se veía  muy solo en el frente de ataque, Montoya y Macalister no se encontraban cómodos en el terreno de juego, y lo poco que creaban se daba por los costados con Román y Banguero.

En el segundo tiempo parecía que las condiciones del terreno de juego mejoraron un poco, así que las expectativas por ver un mejor juego eran altas. A cinco minutos de la reanudación, un balón que metió Macalister Silva al fondo de la saga del América, tendría como receptor al volante Santiago Motoya.

‘El Mago’ le ganó la espalada a los zagueros, controló con pierna derecha y ante la salida del portero Cadavid la trató de englobarla con la pierna izquierda. El balón entró y los albiazules se fueran al frente. Después una lesión sacaría al volante creativo y Millonarios perdería peso en el centro del campo.

Con el apoyo de su gente la ‘Mechita’ se apoderaba del balón e intentaba por los costados hacer algún daño, Faríñez tuvo otras actuaciones monumentales. Por ahí dicen que tanto va el agua al cantaro hasta que se rompe; la suerte estuvo de lado del América y en un rebote sobre Bnaguero, el balón le quedó a Medina que puso por entre las piernas del guardameta venezolano el esférico.

Con el partido igualado los dos equipos fueron más meticulosos al momento de atacar y cuidaban con recelo sus espaldas. El esfuerzo físico fue pasando factura y termino siendo un partido muy roto, con muchos espacios y sobresalía más el factor individual. Los arqueros ahogaron varios gritos de gol en un empate, que aún deja a Millonarios en lo más alto.