Inicio Liga Águila Alerta roja para el león

Alerta roja para el león

215
0
Compartir

Santa Fe completó ayer la mitad del campeonato, aunque con la consigna de aún no obtener ninguna victoria, hecho que lo deja inmerso en una gran crisis y con la soga al cuello

Noche de olvido, una más en este semestre para Independiente Santa Fe, que a pesar de tener todo para sacar un buen resultado, pecó en aspectos como errores individuales, pero sobre todo en el tema ofensivo, más precisamente con sus definidores, quienes padecieron de una muy clara falta de efectividad frente al pórtico rival, lo que generó que el elenco de Manizales, con muy poco aprovechara y se llevara los 3 puntos del estadio El Campín.

Sin duda alguna hay un hecho claro que predominó a lo largo del encuentro, Santa Fe más allá de la derrota, que eso sí, cuenta al momento de mirar en la tabla de posiciones, no jugó del todo mal, por lo menos intentó con más ganas que fútbol de revertir un partido que por errores infantiles terminaron dejando como dirían comúnmente, sin lo uno ni lo otro al rojo capitalino que hoy por hoy no levanta cabeza y que demuestra que de cara al gol, en los mano a mano y esas jugadas determinantes, donde la inteligencia y sabiduría lo cambia todo, ahí merma y mucho, generando así esta ya notable crisis en varios aspectos.

Originalmente Gerardo Bedoya planteó una especie de 4-4-2, algo híbrido, que por momentos parecía un 4-3-3 e incluso un 4-3-2-1, en estos casos con Fabio Burbano quientenía que ser el hombre que se metiera por los costados, generando un retroceso de Juan Daniel Roa más al medio en sí, en un primer tiempo en el que poco y nada sucedió, en el cual Brayan Perea fue de lo mejor que tuvo el equipo, con mucho pivoteo y buscando al “como sea” la pelota.

El hecho más destacado y que empezó a cambiar el rumbo de un encuentro flojo, pero donde no había un claro dominador, fue en el minuto 23, cuando llegó un centro desde el costado izquierdo a favor del Once Caldas, el cual fue recibido con un cabezazo por parte de Kevin Londoño y el balón rebotó en la mano del lateral Juan David Valencia, hecho que el juez señaló como penal que, un minuto después, el ex Santa Fe Darío Rodríguez transformó en gol y prácticamente con eso, sin muchas emociones se fueron al descanso.

En el complemento se notó un Santa Fe con mucha necesidad, además que decidió tener una variante, un 4-4-2 más fijo, mucho más marcado con el ingreso de Carmelo Valencia en lugar del lateral derecho Víctor Giraldo, algo que parecía más acorde a la idea que quería poner en práctica el entrenador Gerardo Bedoya.

En este segundo tiempo la gran característica fue, eso sí, el predominio que ejerció el conjunto cardenal, que tuvo en mayor medida las posibilidades rumbo al gol, sin embargo esas posibilidades fueron las que no se aprovecharon y con un buen número de fallos por parte de Brayan Perea, Carmelo Valencia y algunos otros que se animaron hacia el arco, pero con muchas más falencias que certezas.

Fue tanta la espera y la búsqueda del gol sin éxito alguno por parte de Santa Fe, que al minuto 75, el que tuvo la posibilidad fue el Caldas con un disparo potente que en dos tiempos no supo manejar el golero Geovanni Banguera, que dejó el rebote y este lo aprovechó en segunda instancia el #10, Juan Pablo Nieto, quien sentenció un juego que durante varios minutos antes del final tuvo a la hinchada como la gran protagonista, esto dado a los reclamos y a los sonoros cánticos pidiendo soluciones y la salida de los actuales directivos santafereños.

Ahora el panorama, luego de haber cumplido con la primera mitad de la Liga, no pinta nada bien para los leones, dado que este jueves tendrán que afrontar el siempre importante e incluso trascendental “clásico capitalino” ante Millonarios, aunque auspiciando en este caso como visitantes.

Se viene la segunda mitad del campeonato, en el que aún restan por ejemplo 6 juegos de visitante (entre ellos vs Nacional, Bucaramanga o Unión Magdalena), además del mencionado clásico bogotano, además de 4 juegos de local, una condición que no le ha favorecido en nada a Santa Fe y, sumado a esto, deberá seguir jugándose la vida en la Copa Águila ante los boyacenses, en especial en esa doble serie ante Patriotas (en la que cerrrará de visitante), todo esto junto con las conocidas situaciones de lesiones caso Omar Pérez y John Velásquez, al igual que la sanción interna impuesta a Johan Arango hacen parecer que, aunque queda camino, la situación parece muy difícil de revertir.