Inicio Fútbol A cuatro años de la conquista continental

A cuatro años de la conquista continental

597
0
Compartir

Un día como hoy hace 4 años, Independiente Santa Fe se convirtió en el primer, y hasta ahora único equipo colombiano en conquistar la Copa Sudamericana.

El miércoles 9 de diciembre de 2015, la historia de Santa Fe dio un giro, luego que el balón de Patricio Toranzo se estrelló en el horizontal del arco sur del estadio El Campín y se decretara el título de la Copa Sudamericana 2015 para el equipo bogotano.

La escuadra de aquel entonces, dirigida por el uruguayo Gerardo Pelusso, es recordada por, a pesar de no tener un fútbol vistoso, conquistar el segundo torneo de mayor importancia en Sudamérica basado en el juego táctico y la sólidez defensiva, que fueron la base del que es actualmente, el logro más importante en los 78 años de historia ‘santafereña’.

Foto: ElTiempo.com

Este camino dio sus primeros pasos en agosto, cuando el ‘león’ inició el rumbo hacia la conquista de ‘la otra mitad de la gloria’.

El elenco ‘rojo’ tuvo como primer rival al club ecuatoriano Liga de Loja, al cual, sin complicaciones, logró eliminar luego de un empate sin goles en Ecuador y una goleada 3-0 en Bogotá, con triplete del gran protagonista de aquella noche, Wilson Morelo.

La ronda siguiente deparó un rival de quilates, Nacional de Uruguay, un equipo de tradición copera y además, tricampeón de Copa Libertadores.

En el primer juego en Montevideo, todo se resolvió gracias a una gran actuación de Sergio Otálvaro, quien con dos asistencias a Wilson Morelo y Luis Manuel Seijas destrabó un partido, que sobre los 60 minutos, estaba igualado sin goles, por lo que un 2-0 en tierras uruguayas representó un botín de oro para Santa Fe.

A pesar de que la diferencia de dos dianas representaba una ventaja considerable, el conjunto bogotano cayó por la mínima diferencia como local, resultado que gracias a la cantidad de tantos anotados en tierras ‘charrúas’, significó la clasificación ‘cardenal’ a la fase de Octavos de Final.

Santa Fe tendría que visitar nuevamente Ecuador para esta fase y en esta oportunidad, el rival era Emelec. Pese a que el primer juego en Manta inició con ventaja para los ‘cafeteros’, gracias a un gol de Juan Daniel Roa, el equipo ‘eléctrico’ dio vuelta al marcador en los últimos 8 minutos luego de un doblete de Miller Bolaños. Los ‘albirojos’ regresaban a Colombia con un 2-1 en contra.

Foto: ElUniverso.com
Foto: Eltiempo.com

Sin embargo, aquel gol de Roa fue clave en el juego disputado en El Campín, ya que luego de un triunfo por 1-0 en su patio, con anotación de Wilson Morelo, Santa Fe clasificó gracias a la diferencia de goles marcados como visitante.

Foto: Conmebol

Llegaba en Cuartos de Final el enfrentamiento que sin duda dio un indicio de lo que le depararía a los dirigidos por Gerardo Pelusso en aquel torneo. El rival fue Independiente de Argentina, abriendo la llave en Avellaneda.

En aquella ocasión, el golpe de autoridad fue propinado por Leyvin Balanta, quien sobre los 65 minutos de juego derbordó en zona izquierda del área defensiva de Independiente y lanzó un centro que se terminó colando entre las manos del arquero argentino Diego Rodríguez, decretando el histórico triunfo ‘capitalino’ 1-0 en el estadio Libertadores de América.

Ya con la importante ventaja a su favor, Santa Fe hizo un juego de trámite en la revancha disputada en la Capital de la República y un empate a un gol bastó para ratificar la clasificación a semifinales.

La Semifinal, al igual que en gran parte del torneo para el equipo rojo, se definió gracias a las anotaciones en cancha ajena, pues un gol de Baldomero Perlaza en Luque, fue suficiente para llevarse un 1-1 ante Sportivo Luqueño.

Con dicha igualdad, sirvió un empate sin goles como local para que el ‘expreso rojo’ se convirtiera en el segundo equipo colombiano en acceder a una Final de Copa Sudamericana, luego de que Atlético Nacional lo consiguiera en 2002 y 2014.

Foto: ElUnivrsal.com.co

El duelo ante Huracán en la Gran Final, fue cerrado de principio a fin, ambos juegos resultaron parejos y ningún equipo logró hacerse daño, por lo que el campeón se conoció por tiros desde el punto penal.

En esta instancia, la suerte jugó en su totalidad para el cuadro ‘santafereño’, gracias a la falta de efectividad de los argentinos, solo se necesitó convertir tres cobros para que la primera Copa Sudamericana aterrizara en Colombia por primera vez en la historia.

Foto: BBC