Inicio Fútbol 5 hazañas colombianas en el Metropolitano

5 hazañas colombianas en el Metropolitano

103
0
Compartir
A la Selección le sienta bien Barranquilla. Foto: Vanguardia.

La selección se crece en Barranquilla y ha dado mucho espectáculo.

Con la confirmación de Barranquilla como casa de la Selección por parte del técnico Carlos Queiroz, allí el combinado patrio ha hecho épicas actuaciones y en Saque De Meta repasamos las más memorables.

La remontada cafetera.

La Selección llegaba a Barranquilla en la penúltima fecha con el objetivo de conseguir una victoria para clasificar como segundo para el Mundial de Brasil 2014. La arenosa se vestía de amarillo para recibir a Chile, así que Pékerman mandó a la cancha a Falcao, James y compañía para enfrentar a Arturo, Alexis y sus amigos.

En la primera parte Chile salió con todo y se puso 3-0, sorprendiendo a nuestra Selección que no encontraba respuesta. En una tarde húmeda, el técnico argentino tuvo una charla importante y el onceno nacional salió con otra cara. Falcao desde los 11 pasos empezó a descontar. Pablo Armero ayudaría a acercar el marcador y en una proeza histórica nuevamente desde el punto penal. Ese empate le dio un cupo a la Copa del Mundo.

El ‘Palomo’ nos hizo volar

Francisco ‘Pacho’ Maturana había logrado implantar una idea de juego en la Selección que llamaba la atención y la hacia soñar con un cupo al mundial después de 28 años. El equipo había llegado al repechaje contra el combinado de Israel. El 15 de octubre de 1989 sería un día especial.

Aquella tarde en la ‘arenosa’ los colombianos celebraron con el del ‘Palomo’ Usuriaga, que con sus grandes piernas puso a soñar a un país con el regreso a una copa del mundo. En la vuelta el encuentro fue bastante friccionado, de hecho fue un partido con bastantes tarjetas y que terminaría 0-0. Aquel 30 de octubre el país se vistió de fiesta.

Uruguay no fue rival

El 7 de septiembre del 2012, Pékerman daba sus primeros pasos en el banquillo del Metropolitano, enfrente estaba el vigente campeón de América. El calor de la capital del Atlántico le pasaría factura a los ‘charruas’ que físicamente y futbolísticamente no dieron pie con bola.

Un doblete de Teo, un gol de Macnelly y otro de Camilo Zúñiga, llenaron una tarde de mucho fulgor y alegría para los colombianos que veían tan espléndida exhibición de los jugadores nacionales. Ese fue un golpe de autoridad para un proceso que le permitiría alcanzar el lugar más lejos en un Mundial.

Ecuador fue el pie derecho

La Selección estrenaba el Metropolitano y lo tomaba como casa para conseguir un tiquete a Italia 90. Para ese encuentro tenía como rival a Ecuador, equipo que era famoso por su potente físico, a lo que Francisco Maturana respondería con un juego fluido, mucho toque y que sería la bandera de su proceso.

Ese día Arnoldo ‘El Guajiro’ Iguarán tendría un formidable presentación. El jugador de Millonarios le marcó en dos ocasiones a la tricolor, respondiendo con contundencia y solvencia. Este partido dejaría buenas sensaciones en un grupo que empezaba a mostrar una idea de juego innovadora.

El juego y la garra colombianas

El equipo guaraní llegaba a Barranquilla con la necesidad de ganar sí o sí, al mismo tiempo Maturana y sus muchachos debían hacer respetar su casa y llegar a una cita orbital después de 28 años. Un partido muy friccionado pero donde la Selección demostró otra cara.

Garra y entrega quedaron en el terreno de juego. Barrabas Gómez saldría expulsado del terreno de juego, y con un jugador menos y un tanto de los paraguayos, la proesa se completaría con un gol de Iguarán y otro de Rubén Darío Hernández para lograr el cupo al repechaje. Una celebración apoteçosica como el partido.